Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Archive for 13 de octubre de 2012|Daily archive page

Cacerolada ante la sede de la UE en Madrid contra el pago de una deuda «ilegítima y odiosa»

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 13 octubre, 2012 at 11:34

Ha sido convocada por el movimiento 15-M, y parte desde la sede de la UE hasta la Puerta del Sol, pasando por Neptuno.

 

Cacerolada contra la deuda

 

El movimiento 15-M ha convocado para este sábado a las 18.00 horas una manifestación desde la sede de la Unión Europea en Madrid, ubicada en el Paseo de la Castellana, en las inmediaciones de la Plaza Emilio Castelar, hasta la Puerta del Sol, pasando por Neptuno, para rechazar «cacerola en mano» el pago de la que consideran una deuda «ilegítima y odiosa».

Bajo el lema ‘No debemos, no pagamos’, los indignados pretenden hacer un recorrido por los principales «centros de poder» ubicados en la capital, tales como la sede de la Unión Europea, el Congreso o el Banco de España, donde quieren «señalar a los culpables» de «convertirlo todo en mercancía con la que hacer negocio» y de la «especulación».

Según explican en su web, con esta protesta quieren exigir «la moratoria en el pago de la deuda hasta realizar una auditoría ciudadana», la «creación de una banca pública», el «cese inmediato de las privatizaciones y recortes», la «anulación» de la reforma laboral» así como «responsabilidades civiles y penales a los gestores políticos y económicos que han generado la deuda ilegítima».

«Cacerolada internacional»

La protesta, que ha recibido el respaldo de la Coordinadora 25-S, que organizó las manifestaciones en los alrededores del Congreso, se enmarca dentro de una convocatoria a nivel internacional bajo el lema ‘Global Noise’ (Ruido Global), a la que ya se han sumado, además de Madrid, decenas de ciudades en todo el mundo, para hacer «una cacerolada internacional».

«Vamos a salir a la calle cacerola en mano en cientos de ciudades de todo el mundo. Dado que no nos quieren escuchar, vamos a hacer ruido para mostrar nuestra repulsa a las desigualdades y la opresión de un sistema económico injusto que pone al capital delante de las personas», defienden.

 

 

Secuestradas en Kenia: Un año sin Montserrat y Blanca

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 13 octubre, 2012 at 11:27

HEMOS ACOSTUMBRADO TAN BIEN A LOS TERRORISTAS QUE O LES PAGAS O NO DEVUELVEN A NADIE CON VIDA: SIGNO DE UN ESTADO DÉBIL Y CORRUPTO

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut.

 

Un año después del secuestro de las cooperantes españolas Montserrat Serra y Blanca Thiebaut en Kenia el Ministerio de Asuntos Exteriores y Médicos sin Fronteras (MSF) prosiguen con extrema cautela y discreción las gestiones para conseguir liberarlas del cautiverio.

Blanca y Montserrat fueron secuestradas el 13 de octubre del año pasado en el campamento de refugiados de Ifo, en Dadaab (Kenia), a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia, cuando viajaban en un vehículo que fue asaltado a tiros por un grupo armado.

Ambas se encuentran retenidas desde entonces en contra de su voluntad en Somalia, según Médicos sin Fronteras, que ha reiterado en un comunicado hecho público en su web su «indignación y pesar» por este «acto de violencia» y ha renovado la demanda de liberación inmediata de sus dos compañeras.

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, ha confirmado esta semana que continúan las acciones para liberarlas, pero ha insistido en la necesidad de mantener la prudencia del último año ante esta situación que espera se resuelva pronto y sobre la que «no hay novedades».

La misma prudencia que han vuelto a solicitar las familias de Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, a través de Médicos sin Fronteras, a los medios de comunicación y a las instituciones locales, nacionales e internacionales.

Inquietud y dolor

Las familias han expresado su inquietud y su dolor por el secuestro y han manifestado su voluntad de hacer todo lo posible para lograr su liberación, al tiempo que han agradecido la cautela y discreción con la que se ha tratado este tema durante todo este año.

Y es que en estos 365 días son escasas las informaciones públicas conocidas sobre las dos cooperantes y ninguna organización ha reconocido públicamente la acción, aunque las primeras sospechas apuntaron al grupo islamista radical Al Shabab, que opera en la zona y está vinculado a la red terrorista Al Qaeda.

El pasado 15 de febrero, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró en Argelia que el Gobierno había recibido «una prueba de vida» de las cooperantes.

Tras esas declaraciones, tanto el Ministerio como los familiares y la ONG permanecen en silencio para no perjudicar las gestiones que se desarrollan en esta complicada zona del África subsahariana.

A pesar de los avances en el terreno político, con la elección, el pasado 10 de septiembre, de un nuevo presidente y con el nombramiento de un primer ministro del pasado día 6, Somalia se encuentra aún en una delicada situación humanitaria e inmersa en un conflicto armado.

En él, las tropas multinacionales de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), el Ejército somalí, las Fuerzas Armadas etíopes y milicias pro-gubernamentales aliadas, combaten a Al Shabab, que trata de instaurar un Estado musulmán en el país africano.

Un Ejecutivo frágil

Aunque las tropas aliadas arrebataron hace dos semanas a Al Shabab su mayor bastión, la ciudad costera sureña de Kismayo, los fundamentalistas todavía controlan buena parte del centro y del sur del país, donde el frágil Ejecutivo somalí no está aún en condiciones de imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.

Desde ese mismo año, la presencia de Médicos sin Frontera ha sido constante en el país, donde en la actualidad mantiene doce proyectos humanitarios. En los últimos 16 años, más de medio centenar de cooperantes españoles han sido secuestrados cuando participaban en labores humanitarias, incluidos las dos trabajadoras de Médicos sin Fronteras.

De esta misma organización fueron retenidos anteriormente tres miembros, una en Colombia (1998) y dos en la región somalí de Puntlandia (2007 y 2008).

 

ASÍ ADOCTRINA EL NACIONALISMO: Y los romanos invadieron… Cataluña

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 13 octubre, 2012 at 11:15

La península ibérica es una “coincidencia geográfica” y España es un “conglomerado” que se convierte en entidad por la imposición borbónica en la Guerra de Sucesión, según revela el análisis de los libros de texto catalanes.

 

Y los romanos invadieron... Cataluña

Los niños catalanes no saben lo qué es el Siglo de Oro ni lo qué se celebra el 12 de octubre ni lo que es el Camino de Santiago. También desconocen la existencia del movimiento terrorista Terra Lliure. El 11M no existe para la mayoría de las ediciones catalanas de libros de texto y ETA es descrito como un mero grupo “radical” en la mayoría de las ediciones. Son algunas de las conclusiones de un estudio de los libros de texto catalanes elaborado por la Fundación Unidad + Diversidad.

Los romanos no ocuparon la península ibérica, sólo Cataluña. El himno nacional no existe, pero se enseña el cara al sol y los himnos republicanos. Hasta la Marsellesa.

“Los símbolos de otros países como EEUU, Alemania o Francia se estudian con mayor profundidad que los de nuestro país; Se da más relevancia a la imagen del subcomandante Marcos que a la del Rey”, concluye el informe. Unas conclusiones similares a las descritas por el doctor en Historia Pedro Antonio Heras en el estudio “La España raptada”.

¿Su conclusión? “El nacionalismo ha buscado en la escuela una masa moldeable. Elogia a los terroristas, denigra a los inmigrantes, fomenta entre los escolares la pureza de raza o alienta la delación mediante las denuncias lingüísticas”.

Los niños son adoctrinados en el derecho a decidir. No estudian historia de España, pero conocen al dedillo los detalles de la lucha independentista de Quebec. “Muchas veces el derecho de estos pueblos a la existencia, a la conservación de sus costumbres, cultura y organización económica y social, no son reconocidas por el Estado del que forman parte”, reza uno de los textos.

Y es que -según estudian los niños catalanes- “la autonomía no resuelve el auténtico conflicto territorial. Sólo se permite una entidad administrativa con competencias delimitadas, una contraposición con el derecho de autodeterminación reconocido por Naciones Unidas”. Por si fuera poco, en los manuales de Historia de Cataluña se añade como material de apoyo un comic de las Fuerzas de Ocupaciones Españolas (FOE) premiado por el Instituto catalán de la Juventud. Casi nada.

Perlas de las escuelas catalanas

“Los juegos olímpicos de 1992 fueron el punto álgido de la reconstrucción nacional de Cataluña”. Ni una palabra de la Expo de Sevilla.

“Cataluña está formada por Barcelona, Tarragona, Lleida, Girona, la Cataluña norte, la franja del poniente, el País Valenciano y las Islas Baleares. El capítulo “la formación de España” se ‘catalaniza’ por “los orígenes de la modernidad”. España aparece sólo vinculada a una foto de un hombre con uniforme falangista y brazo en alto.

El capítulo “Democracia y Autonomía: el nuevo orden mundial” se ilustra con una foto llena de banderas independentistas.

El bandolero de Serrallonga es un “héroe catalán oprimido por los pueblos castellanos”. 

 

 

«Me marché al Caribe para prosperar y ahora llego muy bien a fin de mes»

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 13 octubre, 2012 at 10:05

La crisis económica hizo que Joaquín, dentista de profesión, buscara suerte en el Caribe. Ahora la crisis es un triste recuerdo.

 

 

Joaquín España-Heredia Jimena es un joven malagueño de 26 años licenciado en Odontología que ejercía su profesión en Madrid. Los primeros años de dentista, casi aprendiz, tras terminar la carrera fueron buenos. Consiguió trabajo en algunas franquicias de dentistas. Vitaldent y en Caredent, aunque el impacto de la crisis fue terrible para la profesión.

Dentistas como él, vieron cómo sus ingresos se reducían a menos de la mitad. Y pasó de ser prácticamente becario dosmileurista a profesional a duras penas mileurista. La pérdida de poder adquisitivo de los españoles ha golpeado a todos los sectores, y Joaquín describe con dureza el que ha sufrido el suyo. «Las perspectivas de futuro en España eran mantenerme como un mileurista», explica y añade que «como único horizonte tenía el hacer algún master –de 30.000 o 40.000 euros- para tratar de acceder a algún empleo algo mejor remunerado».

El caso es que antes del estallido de la crisis, dice Joaquín las estadísticas hablaban por sí mismas, Odontología era la carrera con «mejor salida y mejor remuneración. Encontrabas trabajo el primer mes tras licenciarte y ganabas entre 3.000 y 4.000 euros al mes». Ahora eso forma parte de la historia.

Así, Joaquín que hace un año trabajaba en dos clínicas franquicias al mismo tiempo para facturar 1.000 euros mensuales, decidió poner cartas en el asunto. «Viendo que no tenía perspectivas de mejorar mi nivel profesional ni económico, que no tenía acceso a créditos y que peligraba mi sueño de tener algún día mi propia clínica, entre en Internet y comencé a buscar ofertas de trabajo dentro de la Unión Europea.»

En cualquier caso, Joaquín España-Heredia, recuerda que siempre ha querido «volar solo». Su padre tiene una clínica en Málaga, pero ha preferido escribir su propia historia profesional, al margen de «las faldas de papa». «Mi situación, en cualquier caso, es de casi un privilegiado. Reconozco que el hecho de que mi padre posea una clínica me proporciona un colchón de seguridad con el que otros colegas de profesión no cuentan, pero creo que cualquiera que quiera, si le pone interés, puede conseguirlo.»

Tras decidirse, entró en internet –»porque en internet está todo»- y buscó ofertas de trabajo dentro de la Unión Europea. «Miré en Alemania, Francia e Inglaterra. Yo hablo un poco de francés y algo de inglés. Lo bueno de Francia es que me pagaba los cursos de Francés, y me interesé más por Francia».

En esto que, entre oferta y oferta, encontró una en una pequeña isla situada en el mar Caribe, Saint Martín. Algo más pequeña que Lanzarote, Saint Martín está dividida en dos, la mitad norte es la colectividad de ultramar francesa de Saint Martín, formada en 2007. Fue después de que el departamento de ultramar de Guadalupe lograra la secesión. La parte sur, pertenece a Holanda. Hasta octubre de 2010 formaba parte de las Antillas Neerlandesas.

Al ser territorio Francés, su DNI español le sirve para trabajar en suelo de la Unión Europea, aunque este se sitúe en el Caribe a algo más de 200 kilómetros de Puerto Rico. Las condiciones laborales, el clima y las playas sedujeron a Joaquín. Pero lo que más le sedujo fue el sueldo. Pasaría a cobrar prácticamente el cuádruple de lo que ganaba en Madrid.

«Vi la oferta, contacté con la clínica, rellené todos los documentos necesarios y en tres meses ya estaba aquí trabajando». Las condiciones laborales eran definitivamente más agradables «se trabajan menos horas, aunque hay mucho mucho trabajo, con lo que puedes ajustarte los horarios a medida. Yo puedo abrir y cerrar mi agenda cuando quiera. Además, hay pacientes de habla hispana, e inglesa también. Es muy divertido, un día atiendes a un hindú o a un chino, un australiano, un jordano o un libanés. Hay gente de todas las partes del mundo, es una isla muy divertida».

Lo que peor llevó Joaquín al llegar a Saint Martín, reconoce que fueron los mosquitos –»el primer mes te matan y luego te adaptas»-. En cambio al clima caribeño (26-29 grados) y las playas paradisíacas la adaptación fue casi instantánea.

Joaquín destaca de su aventura Caribeña que no deja de ser una «experiencia y una motivación» que le hará perfeccionar un idioma y poder hacer unos ahorros para, quién sabe, dentro de un tiempo poder montar una clínica. ¿Dónde montarla? Querría en España, pero no se cierra ninguna puerta.