Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Archive for 14 de octubre de 2012|Daily archive page

Cristina Fernández nombra a una actriz erótica «embajadora de la cultura argentina»

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:59

Isabel «Coca» Sarli, que protagonizó el primer desnudo integral del cine de su país, tendrá rango de subsecretaria. En cristiano: La concha argentina tiene rango en el estado.

 

 

La actriz erótica argentina Isabel Sarli, de 77 años, ha sido declarada «embajadora de la cultura popular» de su país mediante undecreto de la presidenta argentina, Cristina Fernández, publicado este viernes en el Boletín Oficial.

El decreto presidencial reconoce a la «Coca» Sarli como «una verdadera representante de la cultura nacional, tanto por sus dotes de actriz cinematográfica, como por estar considerada un icono popular de su época y una figura emblemática del cine argentino».

También reconoce la «generosidad y honestidad» de la artista, cuya figura, según el decreto, resulta «insoslayable a la hora de ensalzar los valores éticos y culturales, al representar la síntesis de la imagen que Argentina desea proyectar al mundo».

Con cargo al presupuesto

El nombramiento le concede a Sarli el rango y la jerarquía de subsecretaria y, según el decreto, el gasto que demande el cumplimiento de su función será atendido con el presupuesto de la Secretaría de Cultura.

La actriz, famosa por haber protagonizado el primer desnudo integral en el cine argentino, regresó en 2010 a la gran pantalla, después de más de catorce años de ausencia, como protagonista de «Mis días con Gloria», filme dirigido por Juan José Jusid en el que compartió cartel con su hija adoptiva, Isabelita.

Sarli, que inició su carrera como modelo, llegando a ser coronada Miss Argentina en 1955, protagonizó una treintena de películas eróticas que le propiciaron fama en Latinoamérica y Estados Unidos en la década de los 60 y 70.

Su fotografía integra la galería de los «ídolos populares argentinos», inaugurada este año en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino.

 

 

 

 

Colombia si sabe proteger lo suyo: Protesta de Managua por la incursión de «naves de guerra» colombianas en sus aguas

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:52

Obligaron a alejarse del colombiano Cayo Quitasueño a una embarcación nicaragüense dedicada a la investigación

Protesta de Managua por la incursión de «naves de guerra» colombianas en sus aguas

El Gobierno de Nicaragua ha protestado «enérgicamente» por la incursión de «naves de guerra colombianas» en las «aguas nicaragüenses» del Cayo de Quitasueño, cuya soberanía reivindican ambos países, según informó este viernes el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

El viceministro de Exteriores de Nicaragua, Orlando Gómez, ha enviado una carta a la ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, en la que defiende que las aguas en las que se llevó a cabo la incursión «son aguas nicaragüenses, de conformidad con la historia, la geografía y el Derecho Internacional».

Así, ha considerado que la interceptación de la embarcación nicaragüense «constituye una violación de la soberanía de Nicaragua», así como «una muestra inamistosa que violenta los principios de la convivencia internacional y en nada abona las relaciones entre países vecinos».

Por tanto, Gómez ha informado a Holguín de que «el Gobierno de Nicaragua da por no recibida la nota de protesta emitida ayer (el jueves) por el Gobierno de Colombia» por lo que Bogotá considera una incursión de Managua en sus aguas territoriales. Además, ha recordado que «Nicaragua siempre ha sido respetuoso del Derecho Internacional y ha hecho uso de los mecanismos pacíficos de solución de controversias».

La embarcación nicaragüense «Medepesca III» se adentró en aguas del Cayo Quitasueño para llevar a cabo labores de investigación científica de cara a la Convención Internacional para el Comercio de Especies en Peligro de Extinción (Cites), que se celebrará el próximo noviembre en Panamá.

En respuesta, buques de la Armada de Colombia rodearon el «Medepesca III» e instaron a su capitán a abandonar la zona, según la versión de Bogotá, «de forma pacífica», y de acuerdo con Managua, «con una actitud hostil e intimidante».

Tras varias horas de tensión bilateral, finalmente Managua ordenó a la embarcación nicaragüense que retrocediera hasta situarse en las aguas territoriales del país centroamericano que no están en disputa con Bogotá.

El Cayo Quitasueño es un islote situado en el Caribe y administrado por Colombia como parte del departamento de San Andrés y Providencia, que supone un gran aporte para el territorio marítimo del país iberoamericano. Históricamente, han reivindicado su soberaníaEstados Unidos, que en 1972 renunció a sus aspiraciones sobre el Cayo Quitasueño mediante la firma del acuerdo de Vázquez-Saccio, yNicaragua, que todavía reclama para sí el territorio caribeño.

Colombia se basa en el tratado bilateral Esguerra-Bárcenas, que le atribuye la soberanía de todas las islas situadas al este del meridiano 82.

En La Haya

Sin embargo, Nicaragua considera que este acuerdo es nulo, porque fue firmado en 1928, durante la ocupación de las tropas estadounidenses. En 2001, Managua trasladó el conflicto a la Corte Internacional de Justicia, que seis años después se declaró competente para conocer la disputa territorial. El alto tribunal todavía debe dictar un fallo definitivo.

Shakira luce embarazo a ritmo de «Waka-Waka»

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:46

Debido a su incipiente barriguita, la artista colombiana tuvo algunas dificultades para interpretar la coreografía que enamoró a Piqué en el Mundial de Sudáfrica de 2010

 

 

 

Shakira luce sin ningún complejo su embarazo. La artista colombiana,orgullosa de sus nuevas curvas, no dudó en subirse al escenario einterpretar la canción «Waka-Waka» -con bebé incluido- en la clausura del mundial de fútbol femenino en Bakú (Azerbaiyán).

La novia de Piqué, que está embarazada de seis meses, lució con garbo una camisola ancha y unos pantalones ajustados de cuero negro.

Lo cierto es que Shakira tenía algunas dificultades para llevar a cabo sus míticos movimientos debido a su incipiente barriguita que no le dejaba mucho margen de maniobra para interpretar su famosa coreografía que enamoró a Piqué en el Mundial de Sudáfrica de 2010.

 

El presidente de Mauritania será trasladado a otro país para recibir tratamiento por un disparo

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:41

Fuentes gubernamentales no han querido desvelar el destino del jefe de Estado, que fue herido por un disparo accidental contra el convoy en el que viajaba

 

El presidente de Mauritania será llevado a otro país para recibir tratamiento por un disparo

El presidente mauritano, Mohamed Ould Abdel Aziz, será trasladado este domingo por la mañana en un avión medicalizado a otro país para recibir tratamiento médico por la herida causada por un disparo accidental contra el convoy en el que viajaba, ha informado a Reuters una fuente gubernamental que no ha querido desvelar el destino al que será llevado el jefe de Estado del país norteafricano.

El Gobierno confirmó a última hora del sábado que Abdel Aziz había resultado «ligeramente herido» tras recibir un disparo de bala de una patrulla militar que disparó por error al convoy presidencial y aseguró que su vida no corría peligro. Otras fuentes han informado de que Abdel Aziz será seguramente trasladado a Francia para recibir tratamiento médico, un extremo que no ha sido confirmado oficialmente por el Gobierno.

 

¡Cuanto daño ha hecho la iglesia católica vaticanista a España!: El obispo auxiliar de Barcelona asegura que la Iglesia apoyaría la independencia

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:28

Los prelados catalanes están de acuerdo en que se haga una consulta. Las ratas son las primeras que saltan del barco.

 

El obispo auxiliar de Barcelona, Sebastià Taltavull, ha asegurado hoy que la iglesia catalana estaría al lado del pueblo catalán si opta de la independencia de España.

Taltavull, en declaraciones a Catalunya Radio, ha precisado que este apoyo de la iglesia catalana a la independencia se produciría siempreque el proceso fuera democrático y pacífico, por lo que la iglesia estaría al lado del pueblo catalán.

El obispo auxiliar de Barcelona ha declarado que la Conferencia Episcopal Tarraconense, que agrupa a los obispos catalanes, apoya que se consulte al pueblo catalán sobre su futuro.

Taltavull ha remachado su argumentación afirmando que la doctrina social de la Iglesia reconoce el derecho de los pueblos a la independencia.

 

Sobra esta monarquía: La Corona pierde la cabeza

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:20

Siendo penosa, antidemocrática y rabiosamente anticonstitucional la bronca del Rey ayer al Presidente del Gobierno por tener a Wert como ministro y a Wert como ministro del Gobierno de España (cinco horas después, desmentida a medias por la Casa Real) aún fue peor la reedición en papel cuché del Príncipe de Asturias del tomo en rústica de su padre.

 

Los príncipes y los reyes, el 12 de octubre | casareal.es

Por FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS

Al Rey, despóticamente entrometido, puede excusársele –si es que queda alguien que lo quiera- por el desgaste propio de los años, el peso de su oscura fortuna o las malas compañías, íntimas cuanto onerosas.

Pero al Príncipe puede achacársele algo mucho peor: seguir la torcida senda de su padre, que se resume en halagar a la izquierda y el separatismo mientras se preocupa de silenciar a la derecha nacional.

El intolerable comportamiento del Rey ayer fue la prueba de que esta corona no merece la Jefatura del Estado. La locuacidad desnortada del Príncipe augura que el futuro Jefe del Estado Español no llevará corona, si ésta es incapaz de conservar la cabeza y de guardarle el respeto debido a la nación.

En los últimos años, por razones de mera prudencia histórica –el ya lejano fracaso de las dos repúblicas- y de razonable precaución nacional –el Rey como último valladar político y militar frente al separatismo- hemos querido mantener la esperanza de que el Príncipe no seguiría el camino de baldosas doradas que su padre transita desde el 23F de 1981 y la llegada del PSOE al Poder en 1982.

Las maneras educadas que suelen mostrar los Príncipes, lejos de la falsa campechanía del Rey, no hacen difícil –aunque siempre no resulte fácil- este trato cortés. Sin embargo, ayer Felipe asumió como propias tan groseras mentiras, tan burda colección de majaderías progres, que comprometió, sin necesidad, a la propia institución cuya continuidad debe asegurar. Si lo que el heredero del Trono quiere mantener es esta Corona que su padre ha convertido en coartada vagamente medieval de una política rabiosamente antinacional, tal vez disfrute del afecto de su familia. Del cargo, le va a resultar dificilísimo.

Mediante la fórmula oscurantista del off the record, es decir, del secretismo a voces y del discreteo indiscreto, el Príncipe dijo ayer, según El País – órgano oficioso de la Zarzuela, corroborado por las agencias y demás medios- que «Cataluña no es un problema». ¿Pero en qué país vive Felipe?

Debe de ser el único que no se ha enterado del abierto separatismo catalán, porque hasta su padre firmó hace pocos días en la web de la Casa Real una torpe disquisición sobre galgos y podencos en la que exhibía una cobarde cuanto inútil equidistancia entre españoles y antiespañoles.

Pero el hijo fue ayer aún más lejos que el padre: «Confío más en la Cataluña real que en la espuma que estamos viendo con lo que hacen unos y otros». O sea, que la manifestación por la independencia promovida por la propia Generalidad, el espectáculo secesionista del Nou Camp, la votación en el Parlamento catalán de un referéndum separatista, la aún más apabullante votación en el Parlamento Nacional declarando ilegal ese referéndum, la salida a la calle en el mismo momento en que el Príncipe desvariaba ante los periodistas de decenas de miles de catalanes contra el proyecto separatista de Artur Mas no son manifestaciones de la Cataluña real, ente esquivo, invisible para la mayoría de catalanes y españoles, sólo al alcance intelectual de Don Felipe.

Puesto a meterse en jardines y pisar arenas movedizas, el Príncipe aseguró que hay catalanes que «no encuentran siglas para su opción política». No sé tanto como él de la Cataluña real pero hasta donde sé esos insatisfechos pueden formar el partido que quieran y con las siglas que les dé la gana. En cuanto a opciones políticas, hoy en Cataluña hay dos: independizarse de España o continuar formando parte de ella. «La Casa Real seguirá haciendo lo que hemos hecho siempre», añadió el Príncipe. O sea, nada.

Pero lo peor es eso de «lo que hacen unos y otros». Lo que hacen unos es atacar a España y lo que hacen otros es defenderla. Si al Príncipe de Asturias le parecen actitudes política y moralmente similares, si el heredero del Trono de España piensa que su tarea es mantener la misma distancia con los que atacan y los que defienden esa nación que él debería cuidar, siquiera para reinar en ella, reconozco que me he llevado un chasco. Me equivoqué al pedir que su progenitor, cómplice de Zapatero y Mas en el Estatuto de Cataluña que ha destruido el régimen constitucional, abdicara en un Príncipe libre de ataduras y negocios.

No hay atadura más fuerte que la intelectual ni peor negocio que la obcecación dinástica. Si la abdicación supone la continuidad política y no sólo institucional, puede seguir el Rey atropellando la nación española y protegiendo el naciente Estat Catalá. No será por mucho tiempo ni le queda demasiado al Príncipe para rectificar. Si no lo hace, acaso dentro de poco le sobren horas para pensarlo. Hoy, mi obligación es avisar lealmente, como español, de que una corona sin cabeza acaba siendo, fatalmente, una cabeza sin corona.

 

El final del delirio autonómico

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:11

Los errores en su planteamiento y en su desarrollo están llevando al colapso definitivo del estado autonómico tal y como lo conocemos.

 

 

Independientemente del dinero disponible, cada organización tiene que tratar de estructurarse de la forma que considere más eficiente o deseable. En España, la Constitución optó por definir un modelo descentralizado de gestión en tres niveles básicos (estado central, comunidades autónomas, ayuntamientos) que en teoría no tendría por qué ser peor que otros modelos con distinto grado de centralización.

Sin embargo, la ambigüedad de la Constitución permitía modificar extraordinariamente el peso relativo de esos tres niveles. Y la clase política ha aprovechado ese hecho para poner en marcha, a lo largo de los últimos treinta años, un proceso de descentralización en el que el Estado ha ido cediendo cada vez más competencias a las Comunidades Autónomas, hasta quedar prácticamente reducido a un papel residual, de mero encargado de pagar las pensiones y el seguro de desempleo.

¿Y por qué se ha hecho eso? ¿Es que acaso se trataba de una demanda social? Para responder a esa pregunta, acudamos a los datos demoscópicos disponibles. El Centro de Investigaciones Sociológicas ha ido pulsando año tras año la opinión de los españoles sobre la organización territorial del Estado y sobre el proceso de descentralización autonómica. Y los resultados de esa labor de prospección sociológica resultan bastante sorprendentes y reveladores.

Un estado autonómico artificial

La gráfica siguiente muestra la actitud de los españoles sobre el proceso de descentralización, indicando cuántos eran partidarios en cada momento de dar más competencias a las CCAA y cuántos eran contrarios a hacerlo:

Como puede verse, los españoles nunca han sido partidarios de que el Estado cediera más competencias a las autonomías. Al preguntarles sobre el grado de autogobierno, una clara mayoría de los españoles se mostraba partidaria, año tras año, de dejar el estado autonómico como estaba o incluso de quitar competencias a las CCAA. Por cada español partidario de descentralizar, había dos españoles opuestos a hacerlo.

Pero, en contra de la opinión mayoritaria de los españoles, la clase política ha ido cediendo, año tras año, cada vez más competencias a las autonomías. Lo cual demuestra que el estado autonómico y su actual nivel competencial nunca han sido otra cosa que un invento de nuestra clase política, empeñada en llevar a cabo una centrifugación del Estado que la sociedad ni demandaba, ni quería.

El resultado de ese proceso de descentralización no ha sido una mejora en la eficiencia del servicio al ciudadano, sino un aumento de la desigualdad entre los españoles, una proliferación de castas políticas locales, una multiplicación injustificada del gasto público, una perpetua vulneración de los derechos constitucionales en buena parte del territorio y una creciente ineficiencia de nuestra economía.

Con la crisis hemos topado

Mientras el dinero fluía, las desigualdades, ineficiencias e injusticias inducidas por el estado autonómico han sido toleradas, mal que bien, por la ciudadanía. Ante cada nueva ronda de descentralización, los españoles asumían resignadamente el nuevo statu quo: la opinión pública no era partidaria de dar más competencias a las autonomías, pero tampoco existía ningún clamor por revertir las decisiones tomadas por la clase política, que no dudaba por ello en seguir el camino de los hechos consumados.

Pero con la llegada de la crisis el modelo ha saltado en pedazos. Al faltar el soporte financiero, la disyuntiva existente se ha planteado con toda crudeza: o desmontamos el artificial estado autonómico o desmontamos el estado del bienestar. Y el malestar acumulado se ha desbordado en las encuestas.

La gráfica siguiente indica el porcentaje de españoles partidarios de recentralizar el estado (eliminar las CCAA o reducir sus competencias), frente a los partidarios de mantener el estado autonómico en su forma actual o de continuar descentralizando (dando más competencias a las CCAA o reconociéndolas el derecho de autodeterminación). Como puede verse, el cambio de tendencia experimentado a partir del segundo semestre de 2007 ha sido brutal:

¿Hacia un estado jacobino?

El creciente malestar ciudadano con el estado autonómico se pude visualizar de manera todavía más gráfica si nos fijamos en el porcentaje de españoles que directamente pide que el estado autonómico se suprima por completo, para volver a un único gobierno central:

El estado autonómico había ido consolidándose desde 1984, con un porcentaje cada vez menor de gente frontalmente opuesta al mismo, perola crisis ha disparado la demanda de una redefinición total del modelo. Ya son 1 de cada 4 los españoles que piden que las autonomías se eliminen por completo.

¿Y qué pasa con el separatismo?

Para terminar, fijémonos en el otro extremo del espectro, el de los españoles que demandan que las comunidades autónomas puedan tener el derecho de autodeterminarse. La gráfica siguiente muestra el porcentaje de personas partidarias de llevar la descentralización hasta esas últimas consecuencias:

Como puede verse, los españoles que no desean serlo no superan el 10%, y su porcentaje se ha mantenido aproximadamente constante a lo largo de los años. Ni la concesión de más autonomía a las comunidades ha hecho disminuir ese sentimiento separatista, ni tampoco treinta años de adoctrinamiento nacionalista lo han hecho aumentar.

Lo cual hace aún más sangrante la evolución a lo largo de los años: ¿por qué el 90% de españoles han tenido que ceder, año tras año, para contentar a una ínfima minoría que, de todos modos, jamás va a darse por contenta?

Conclusiones

A la vista de estos datos, queda claro que la actual organización del estado es una construcción artificial de la clase política, que no respondía a ninguna demanda social y que ha fracasado a la hora de acabar con los problemas provocados por el nacionalismo. Se ha sacrificado la igualdad y el bienestar de los españoles, sin con ello conseguir desactivar las tensiones separatistas.

Queda claro también que la crisis ha provocado una quiebra del modelo: nuestra clase política ha tensado demasiado la cuerda y esa cuerda ahora se ha roto. La prolongación de la crisis terminará por convertir en un clamor lo que ahora es solo un grito: que los españoles prefieren prescindir del estado autonómico antes que ver cómo se resquebraja el estado del bienestar.

La pregunta es: ¿será capaz nuestra clase política de reinventarse y de poner fin al delirio autonómico, o está tan atada al estado autonómico que preferirá hundirse con él?

 

Se lo comen todo, se lo maman todo. El estado corrupto a sus pies: Botín y Fainé toman (también) el control de la vieja prensa

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 octubre, 2012 at 12:05

DECIDEN SOBRE EL FUTURO FINANCIERO DE LOS GRANDES GRUPOS. CUANDO LOS CANALLAS MANDAN, UNA NACIÓN ENTERA DESAPARECE.

 

Botín y Fainé toman (también) el control de la vieja prensa

“Mientras siga existiendo la democracia representativa, y espero que siga por muchos años, el sistema de partidos, los medios de comunicación y los periódicos como elementos reflexivos, forman parte esencial. Si empeoran los medios empeora la calidad de la democracia», decía allá por el año 2009 el hoy presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián. Tres años después, improbables compañeros de viaje han desembarcado en su grupo como única opción para hacer valer una deuda incobrable. Botín Fainé serán de forma inminente accionistas de la editora de El País. Y está por ver si sus intereses comprometerán esa calidad mediática -y democrática-. Desde luego y a diferencia de las inmobiliarias, la prensa tiene líneas editoriales y una supuesta independencia que cuidar. Una convivencia que se atisba difícil.

Aunque no es el único, el Grupo Prisa es el banco de pruebas por excelencia. Tras años de refinanciaciones imposibles, prórrogas a los vencimientos y alianzas con loshedge funds de Wall Street, la compañía anunciaba el pasado mes de junio que Santander, La Caixa y HSBC habían accedido a capitalizar deuda por valor de 334 millones de euros. Un montante que les convertirá en el principal accionista de la sociedad en el año 2014, cuando se hagan efectivos los acuerdos. No en vano atesorarán entonces más de un 20% de la compañía. Paradójicamente, el paso delante de los bancos se producía apenas días antes de que España pidiera un rescate de hasta 100.000 millones para sus entidades financieras. Una situación de debilidad que, a priori, se convierte en un caldo de cultivo para los intereses cruzados.

El propio Cebrián se refería con ambigüedad hace apenas meses a la relación entre la empresa periodística y sus financiadores. “No hay presión por parte de los bancos. Realmente, todo el sistema de medios de comunicación, todas las empresas de este país -porque ésta es una sociedad muy bancarizada- tienen una enorme deuda con los bancos. Y, en cualquier caso, una relación muy estrecha con ellos. Eso necesariamente pesa en las decisiones de los directores”, apuntaba en una entrevista a la revista Jot Down. No obstante, eximía de responsabilidad a los bancos: “Pero no es porque un banco diga no hagas esto. Es más, yo diría que en eso los bancos son bastante profesionales… a veces incluso más que algunos medios. Medios que tratan de resolver sus problemas financieros a base de amenazar, lo cual tampoco es muy ético”.

Además de sus compromisos con los grandes, la editora de El País tiene que afrontar un crédito sindicado contraído hace un lustro con un grupo de 39 entidades financieras, que a 31 de diciembre de 2011 implicaba obligaciones para la sociedad de 1.382 millones de euros. A día de hoy, la deuda financiera neta de Prisa se sitúa por encima de los 3.370 millones de euros, si bien llegó a superar ampliamente los 5.000 millones de euros, antes de que en 2010 la compañía emprendiera un agresivo proceso de desinversiones y recapitalización. Un movimiento que ha terminado por arrinconar a la familia Polanco en el capital. Una vez se ejecuten todos los pactos contraídos por la firma, allá por 2014, apenas retendrán el 16% de la empresa que llegaron a controlar en un 70%. Prisa no llegará a la tercera generación de Polancos.

Prisa afronta la carga de deuda más abultada del sector, donde abundan ajustes de plantilla en plena debacle publicitaria. Sin embargo, el grupo de medios no es el único que afronta un notable agujero. Le sigue en tan dudoso podio Unidad Editorial (El Mundo)con dos traumáticos ajustes de plantilla a sus espaldas en los últimos tres años, si bien el compromiso superior a los 1.000 millones que le procuró la compra de Recoletos (Expansión y Marca) debe resolverlo con su matriz, RCS Mediagroup. Y es que los bancos aquí juegan de otro modo. En el accionariado del gigante italiano reside una firma como Mediobanca, con un 15% del capital y sus propios intereses en España. Precisamente, este mismo año la firma llevaba a cabo una ampliación de capital para reducir la deuda en 500 millones.

El Santander, en Vocento; La Caixa, en Zeta; y todos en Planeta 

En el caso de Vocento, el tercer grande de la vieja prensa, las redes del Banco Santander son mucho más sutiles, dado que la creciente deuda del grupo se sitúa en apenas 187 millones. Aun así, el pasado mes de mayo fue nombrado consejero del grupo el independiente Rodrigo Echenique, un ilustre del mundo financiero que entre 1988 y 1994 ejerció como primer ejecutivo del banco de Emilio Botín, a cuyo cónclave todavía pertenece. Su inclusión en el consejo fue el paso necesario para que optara a la presidencia por petición de las familias Bergareche, Urrutia y Castellanos, en armas para arrebatar el control del grupo al bloque encabezado por los Ybarra y las Luca de Tena. Este juego de tronos tiene además como telón de fondo la posible fusión con Unidad Editorial, operación que varios pesos pesados de la casa tejen entre bambalinas.

Ningún viejo grupo de medios se libra de los males de la deuda. En los próximos meses, serán varias cabeceras catalanas las que tengan que afrontar duras negociaciones. La siguiente patata caliente en el tiempo es para el renqueante Grupo Zeta, editor de SportInterviúCuore y El Periódico de Cataluña, que llegó a ser el primer rotativo catalán. A finales de 2012, su propietario, el todavía joven Antonio Asensio Mosbah, tendrá que refinanciar el crédito de 250 millones que obtuvo a comienzos de 2009 para garantizar la viabilidad del grupo. Aunque en el fondo, todo dependerá de la decisión de La Caixa, entidad que abanderó el préstamo y que desde entonces ha tuteado la dirección del grupo a través de una persona de máxima confianza, el ejecutivo Joan Llopart, al que colocó como máximo responsable de Zeta.

En lugar de Asensio bien podría ser Alfonso Gallardo quien tuviera que librar ahora batalla con los bancos, pues a punto estuvo en 2008 de pagar cerca de 600 millones de euros por quedarse con Zeta. El siderúrgico extremeño, embarcado en aquella época en construir una refinería en el corazón de Badajoz, consideró oportuno expandir sus devaneos con la prensa, iniciados un año antes con la compra a Prisa de sus regionales andaluces, y apuntalar su capacidad de influencia con un diario como El Periódico de Cataluña, vinculado al socialismo catalán. En aquella época, al frente de la cartera de Industria estaba el catalán Joan Clos, exalcalde de Barcelona, que había sucedido en el cargo al entonces todopoderoso líder de los socialistas catalanes, José Montilla, que dejó el ministerio para presidir la Generalitat del tripartito.

Poco después llegará el turno a otro de los grandes con sede en Barcelona. El Grupo Planeta tampoco se libra de los quebraderos de cabeza con la banca. El imperio mediático de José Manuel Lara -con Antena 3 a la cabeza- consiguió en marzo de 2010 firmar un crédito sindicado de unos 1.000 millones de euros con 15 bancos y cajas de ahorro, entre ellas La Caixa, BBVA, Bankia, Santander y Banco Sabadell, entidad en la que el propio Lara ocupa la vicepresidencia. La operación le permitía poner en orden su endeudamiento bancario y, al tiempo, lograr financiación a medio plazo para el desarrollo de sus actividades. Sin embargo, los plazos de amortización del préstamo oscilaban entre tres y cinco años, por lo que toca ponerse a hablar en breve. Así las cosas, ¿quiénes son en realidad los señores de la prensa?