Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

El lleno de los embalses reabre el debate sobre los trasvases

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 28 marzo, 2013 at 13:50

Uno de los marzos más lluviosos desde 1947

 

Embalse de Fuensanta, en el Segura, aliviando agua y con un lleno histórico este año. | CHS

 

La lluvia está siendo una constante desde el comienzo de la Semana Santa. Y, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la tendencia se mantendrá hasta el 3 de abril en toda España, excepto en algunos puntos de la coste mediterránea.

Pero, aunque pueda suponer un trastorno para el turismo y para quienes pensaban tener las primeras vacaciones de sol y playa, las precipitaciones no han coincidido sólo con las festividades, sino que la lluvia apenas ha dejado de caer durante todo marzo. Aún no ha terminado el mes, pero Aemet ya ha apuntado que es posible que se convierta en el más lluvioso de todos los meses de marzo desde que se comenzaron a tomar registros en el año 1947.

“Hasta el día 20 la precipitación media en España era ya de 100 litros por metro cuadrado, cuando lo normal es que no llegue a 50”, según Antonio Mestre, jefe de Climatología de Aemet. “Es muy posible que se supere el récord de 2001, en el que cayeron 125 litros por metro cuadrado. Y si a partir del día 19 lloviesen 35 litros, que es posible, el de este año sería el marzo más lluvioso desde 1947, cuando se comenzaron a tomar mediciones y precisamente el año que aún ostenta el récord con 135 litros por metro cuadrado”, asegura Mestre.

Embalses en máximos históricos

Las inundaciones y los ríos desbordados se están convirtiendo en la tónica general del final del invierno y el inicio de la primavera en algunos rincones de España. En Madrid, por ejemplo, donde se han recogido más de 75 litros por metro cuadrado, ha llovido ya casi el doble de lo normal para todo el mes. “En áreas atlánticas y Canarias ha llovido hasta el triple de los valores normales”, según Alejandro Lomas, portavoz de Aemet. “Y en el este de Andalucía, en zonas como Córdoba, Granada o el norte de Málaga, las precipitaciones superan hasta cuatro y cinco veces los valores normales para este mes”, explica el jefe de Climatología, Antonio Mestre.

Los meses de invierno han sido completamente normales en lo que a lluvias se refiere. De hecho, el dato recogido por la agencia de meteorología -205 litros por metro cuadrado- coincide con la media histórica. Sin embargo, en lo que va de año hidrológico -desde el 1 de octubre-, las precipitaciones son ya un 34% superiores a la media, lo que en palabras del portavoz de Aemet lo convierte en un periodo “muy favorable”, ya que se han recogido de media 501 litros por metro cuadrado cuando lo habitual es que ronden los 374 litros.

A pesar de arruinar procesiones e inundar inmediaciones de los ríos, las lluvias también están sirviendo para llenar las despensas de agua de los embalses, maltrechas después de un año 2012 muy seco, según el análisis de Aemet. En tan solo un mes, el agua embalsada ha pasado de llenar el 64% de la capacidad total a finales de febrero a rozar el 80% en los datos que acaba de publicar el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

6.000 estadios de fútbol en 30 días

En términos porcentuales quizá el dato no resulta muy llamativo, pero ese aumento de casi un 15% supone un incremento de agua que ronda los 5.800 hectómetros cúbicos, es decir, una cantidad suficiente como para llenar casi 6.000 estadios de fútbol como el Santiago Bernabéu caída en menos de 30 días. Esto ha dejado un buen número de cuencas hidrográficas rozando el 100% de su capacidad, como País Vasco, Guadalquivir o la Cuenca Mediterránea Andaluza.

Pero también ha dejado imágenes para la Historia en algunas confederaciones. La cuenca del Segura está en la actualidad al 70% de su capacidad total, algo que no ha ocurrido nunca en los 60 años de antigüedad de la confederación hidrográfica. Los embalses de Fuensanta y Cenajo, de los más grandes de la cuenca, están en la actualidad casi al completo. Una imagen que no se ha visto nunca, salvo el día de la puesta en marcha del Cenajo a finales de los 60 cuando Francisco Franco ordenó que se llenara por completo con agua procedente del embalse de Fuensanta para que luciera en las fotos y en las imágenes del NO-DO ya que él mismo oficiaría la inauguración.

Sin embargo, este hecho histórico también ha servido para reabrir un encendido debate sobre la conveniencia o no de los trasvases entre cuencas. En lo que va de mes de marzo, los pantanos de la cuenca del Segura han tenido que dejar escapar 63 hectómetros cúbicos de agua para evitar accidentes o desbordamientos. Y la cantidad aprobada por la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura para los meses de enero, febrero y marzo fue de 76 hectómetros cúbicos que han corrido desde la cabecera del Tajo hasta el Segura, donde ahora se está desembalsando agua.

Desde la Confederación Hidrográfica del Segura defienden la conveniencia del trasvase. “Aunque sus aguas se unen, existe una clara separación por ley de los usuarios de las aguas del Segura y de los del trasvase”, explica un portavoz. Según esta fuente, hay unas 150.000 hectáreas de regadío que se nutren del acueducto y no pueden recibir agua del Segura. Sin duda las lluvias también han servido para encender de nuevo un viejo debate precisamente ahora que está en la recta final la elaboración del Plan Hidrológico del Tajo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: