Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Marhuenda amenaza a Rosa Díez: “Que tenga cuidado”

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 30 abril, 2013 at 11:18

Rajoy se deja ver dos días seguidos dando cuartelillo a la prensa y vuelven a sonar sirenas de pactos.

 

'El Mundo'

 

El Mundo está lanzado y le pega a Rajoy otra tunda de las suyas. “El clamor contra la política de Rajoy prende en los empresarios“. Dice Pedro J., con evidente satisfacción, que Rajoy se dio ayer “un baño de realidad”. Bueno, para qué queremos más. No volvemos a ver al presidente en meses. El director de El Mundo se fija envidioso en el nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta. “El progresista Letta puso en evidencia al presidente español al anunciar que su prioridad es bajar impuestos y adelgazar la administración justo lo que decía el programa del PP”. Pedro J. corazón, es que no aprendes. Dale tiempo y ya verás cómo hace con sus promesas lo mismo que Rajoy con las suyas.

Anson se apunta a repartir sopapos a Rajoy, que “ha decidido cumplimentar a Bruselas subiendo los impuestos y empobreciendo al sector privado. Hasta que todo reviente, porque las cosas tienen un límite y estamos en una situación prerrevolucionaria con un régimen agotado que pide a gritos la inmediata reforma constitucional”.

ABC decide desviar el tiro hacia el PSOE, que siempre es más cómodo. “Rajoy reprocha al PSOE que no asuma el coste de un pacto contra la crisis”. Y además, “el PSOE ofrece cuatro pactos a Rajoy sin detallar ninguno”. Y además “los ‘hitos’ de 30 años del PSOE en Andalucía desechando pactos”. De todas formas a Bieito le queda mala conciencia y recuerda a Rajoy para qué se le votó. Comienza con unas cuantas lisonjas que me salto, no vaya a ser que se enfade, que tiene muy mal genio. “El Gobierno debe acelerar el adelgazamiento de la administración” y “racionalizar el gasto publico (…) La opinión pública exige, con razón, que el estado se ponga a dieta, al igual que han hecho empresas y familias”. Porfa, porfa, Rajoy porfa, que nos vas a dejar sin argumentos para seguir defendiéndote, viene a decir.

Hermann Tertsch vive sin vivir en él. Por una parte, “Rajoy pide demasiado a cambio de nada”, pero es que Zapatero fue malo de verdad. “Que Rajoy no haya cumplido con casi nada de lo prometido y hecho mucho de lo que siempre descartó hacer tiene interpretaciones diversas”, dice. La “pauta” es “esta especie de despotismo fatuo del presidente que nos obsequia con medias verdades por los pasillos y con displicencia”. Pero es que el Gobierno “debería haber explicado a los españoles desde un principio cuánto daño se ha hecho aquí”. ¿Te refieres a la herencia, Hermann? Es verdad, casi ni la han mencionado. Es más, pregunta por ahí y verás cómo la gente no ha oído hablar nunca a Rajoy de la herencia de Zapatero.

La Razón saca los cañones, los tanques y toda su artillería pesada, ligera y mosca para defender a Rajoy. Es más, abre portada con el editorial. “El pacto es con los 47 millones de españoles”, brama Marhuenda. Ay, hijo, con que cumpliera algo de lo que prometió a los que le votaron… Tras contarnos la malísima herencia que dejó Zapatero, vende que Rajoy “consiguió evitar el rescate de España”, uf, Marhu, no cantes victoria, que Merkel está en campaña electoral, a ver qué pasa en septiembre. Eso sí, todas las zalamerías con las que regala los oídos a Rajoy se convierten en aguijonazos venenosos contra los que le critican. “Frente a las voces de otros medios, algunos supuestamente identificados con los votantes del PP, que ponen en cuestión a Mariano Rajoy y dan pábulo a quienes promueven su renuncia o pretenden deslegitimarlo, nosotros mantenemos la confianza en la labor del presidente del Gobierno”. Ya, Marhuenda, hace tiempo que nos habíamos dado cuenta.

¿He dicho veneno contra los críticos con Rajoy? A lo mejor me ha pasado, porque el veneno de verdad se lo guarda para Rosa Díez, “la traicionera”. “Fue una ferviente nacionalista”, dice en su sección El Submarino. “Traicionó claramente a su partido” y “quiere ser la guadaña del PP”. Así que le advierte con cierto tono mafiosillo. “Que tenga cuidado, muchos están bastante hartos de ella y sus movidas. Una auténtica mercenaria, como la califican en Ferraz, a donde llegan ahora papeles de su etapa al servicio del PNV. Alguien los sacará, porque Roma no paga a traidores, aunque las encuestas digan lo contrario”. Madre, qué miedo.

El País pasa hoy de Rajoy en su apertura para contarnos que “la Generalitat usa su red exterior para impulsar el soberanismo”. Ya. ¿Por qué cree El País que algunos piden que emplee el dinero en pagar a sus funcionarios en lugar de en las embajadas? Y además que ponen a España a caer de un burro. “El servicio diplomático creado por Mas describe a España en sus documentos como ‘caótica’, recentralizadora y opresora”. ¿Y cuándo dicen que se han enterado de eso? Sobre Rajoy, hablan de pactos, una vieja idea de El País. “Los empresarios urgen a Rajoy a cerrar un pacto de estado”. En el editorial aprovechan para contarnos los cuatro pactos que ofreció ayer el PSOE. Empleo, modernización de la economía, protección social y contra la pobreza. A eso le llamo yo concreción, sí señor. “El PP en la oposición tampoco compartió los costes de las decisiones económicas derivadas de la profunda crisis financiera de 2008”, dicen en plan rencoroso. “Y además el Gobierno y el PSOE no tienen el mismo concepto de lo que es un pacto. El PP lo concibe como una sumisión absoluta de los firmantes a sus propuestas normativas y la menor discrepancia le da pie para denunciar boicots; en cuanto al PSOE, sacrifica a veces mejoras pragmáticas al mantenimiento de premisas ideológicas”. Sí, el PSOE sale mejor parado.

La Gaceta coincide con El País. No es broma. “Urge un acuerdo nacional”. “Los empresarios piden a Rajoy un pacto de estado para ejecutar las reformas. La oposición socialista ofrece su ayuda ante la situación de emergencia nacional”. Ven, igualito. Me están empezando a preocupar en serio. Claro que en el editorial empiezan las peguitas. “Es difícil esperar ayuda de quien sonríe con el cuchillo entre los dientes, y es difícil esperar que la acepte quien sigue encasillado en los propios errores”. Pero que por ellos no quede. “Confiamos sinceramente en que la sensatez se imponga”. Eso sí, para ellos los pactos son: “un claro compromiso para reducir al mínimo el peso del sector público, que costará lágrimas al PSOE. El gobierno debería comprometerse a mantener servicios fundamentales como pensiones, sanidad educación”. Bueno en eso podrían llegar a un acuerdo. Reducción del estado autonómico y un pacto para garantizar la unidad de mercado”. Chicos, no va a haber pacto, ya os lo digo yo.

'El País'

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: