Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Cuando un cretino actuó como Presidente: El 70% de las obras del primer Plan E de Zapatero no eran “necesarias” para los municipios

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 1 mayo, 2013 at 11:30

EL TRIBUNAL DE CUENTAS FISCALIZA LOS 8.000 MILLONES QUE COSTÓ

 

El 70% de las obras del primer Plan E de Zapatero no eran "necesarias" para los municipios

 

Casi tres de cada cuatro obras y proyectos ejecutados en el marco del primer ‘Plan E’ de Zapatero, en el año 2009, no acreditaron ser inversiones “de necesidad pública” para los municipios en los que se realizaron. Así lo ha constatado la fiscalización llevada a cabo por el Tribunal de Cuentas del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) y que concluye que el 70% de los proyectos financiados incumplió con lo que era un requisito básico para la adjudicación de los fondos invertidos. En total, 8.000 millones de euros que suponían el 0,8% del PIB de España en el año 2009.

El estudio elaborado por el Tribunal de Cuentas se desarrolla sobre una muestra de1.270 proyectos llevados a cabo en 700 ayuntamientos y mancomunidades y pone en entredicho dos de las principales bases sobre las que se articuló ese primer plan de estímulo de la economía con el que se intentó atajar los efectos del pinchazo de la burbuja inmobiliaria: el fondo no sirvió para crear empleo estable a largo plazo (solo el 4% de los trabajadores contratados seguían trabajando en la empresa a finales de 2011) ni desarrolló obras consideradas de necesidad básica para los municipios que, en su mayoría, aprovecharon el ‘Plan E’ para desarrollar obras ya previstas con anterioridad y no ejecutadas por falta de fondos.

Así, y según las conclusiones del Tribunal de Cuentas, solo el 26% de las entidades analizadas (179 municipios) manifestó haber establecido las necesidades públicas de la localidad como criterio para seleccionar los proyectos que se presentaron después al Ministerio de Administraciones Públicas para su aprobación. El órgano fiscalizador destaca, en este sentido, que si bien la mayoría de los corporaciones manifestó su intención de satisfacer cuestiones básicas, “solamente un número reducido utilizó el orden de prelación de las necesidades del municipio para presentar al Ministerio unos proyectos y no otros y llevó a cabo un proceso interno de selección de proyectos en base a criterios preestablecidos y la propuesta se acompañó de una justificación de la necesidad pública a satisfacer”. Es más, el 37% de las entidades consultadas no incluyeron tampoco en la propuesta del proyecto una motivación razonada que justificase la necesidad de la inversión, “lo que supone –según el Tribunal- una debilidad del proceso de selección, en tanto en cuanto, el momento en el que se propone la realización de un proyecto es el más oportuno para justificar su necesidad y la unidad proponente es quien mejor conoce las razones de la propuesta”.

 

 

El Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) fue creado en el marco del ‘Plan E’ para favorecer aquellas inversiones de ejecución inmediata que contribuyesen, a su vez, a dinamizar a corto plazo la actividad económica e influyeran directamente en la creación de empleo. En la solicitud de financiación, los ayuntamientos debían indicar obligatoriamente el número de personas que se preveía que serían ocupadas con dichos proyectos si bien, en la práctica, dichas comunicaciones fueron, casi en la mitad de los casos, meras estimaciones que luego se quedaron lejos de la realidad o no se cumplieron por parte de las empresas adjudicatarias.

Según las conclusiones a las que ha llegado el Tribunal de Cuentas, las empresas adjudicatarias incumplieron el compromiso de contratación de desempleados en el 11% de los contratos suscritos. Este incumplimiento afectó a 14.206 desempleados que podrían haber encontrado trabajo a raíz del ‘Plan E’. Otro 12% de los proyectos fue adjudicado a empresas que no se comprometieron a la contratación de ningún trabajador procedente del desempleo, mientras que el 8% de los contratos no incluyó siquiera la condición especial de que el nuevo personal que el contratista necesitase emplear se encontrase en situación de desempleo

Por todo ello, el órgano concluye que los ayuntamientos no consideraron la creación de empleo como una prioridad a la hora de elegir los proyectos, lo que da más bazas todavía a la tesis de que muchos de ellos aprovecharon el canal de financiación abierto por el Gobierno para ejecutar obras ya previstas con antelación.

Así la cosas, la mayoría de los trabajadores empleados en las obras del ‘Plan E’ formaban parte de sus respectivas empresas antes de que se ejecutasen los proyectos financiados por el FEIL. Solo el 4% de los que fueron contratados específicamente para dicho plan continuaban trabajando en las empresas durante el segundo semestre de 2011.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: