Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

El antidepresivo que provocaba orgasmos al bostezar

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 21 mayo, 2013 at 11:08

El cinco por ciento de los pacientes tratados con clomipaprina experimentaron un extraño efecto secundario consistente en orgasmos incontrolados

 

El antidepresivo que provocaba orgasmos al bostezar

 

Los efectos secundarios de muchos medicamentos suelen ser una fuente de preocupación para los pacientes que se ven obligados a tomarlos. Sin embargo, muy pocos son tan extraños y placenteros como los de un antidepresivo comercializado a comienzos de los años 80. Tal y como podemos leer en el blog «Xataka Ciencia», varias personas tratadas con un medicamento basado en la clomipaprina alertaron a sus médicos de que tras comenzar a ingerir estas pastillas experimentaban orgasmos incontrolables cuando bostezaban.

Un artículo publicado en una revista científica en 1995 y que recoge Ian Crofton en el libro «Historia de la ciencia sin los trozos aburridos», explica que, lejos de sentirse preocupados por este poco habitual efecto secundario, muchos pacientes esperaban que su tratamiento se prolongara durante un largo tiempo. Sin embargo, sus consecuencias no eran del todo positivas, ya que, mientras un hombre aseguraba que se veía obligado a llevar permanentemente un preservativo para evitar manchas incómodas, otra paciente tuvo que solicitar que se le quitara la medicación, porque en el ambiente hospitalario no había manera satisfactoria de resolver sus «ansias sexuales irresistibles».

Extrañados por este inusual fenómeno que, además, afectaba a personas de ambos sexos, varios científicos estudiaron los diferentes casos y, un año después, publicaron en el Canadian Journal of Psychiatry una posible explicación del mismo. Según los resultados de su investigación, el efecto de la clomipramina sobre la reabsorción de serotonina provocaba un aumento de los niveles de este neurotransmisor en el cerebro. Su exceso podría estimular el factor liberador de la corticotrofina hipotalámica que juega un papel importante en la activación de los circuitos neuronales responsables de los patrones de comportamiento como los bostezos y la respuesta sexual espontánea.

Aunque este quizá sea uno de los efectos secundarios menos adversos de este tipo de medicamentos, también es de los menos frecuentes. Por desgracia, la impotencia o los problemas en la eyaculación suelen ser mucho más habituales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: