Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Juego de Canallas: La banca se saca de la manga otro peligroso suelo hipotecario

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 21 junio, 2013 at 10:43

Las entidades estiran por encima del 4,5% el diferencial que va con el Euribor

 

 

Con las cláusulas suelo sentenciadas por el Tribunal Supremo, un nuevo suelo se está gestando en el mercado hipotecario. Se trata de los diferenciales, que se han disparado por encima del 4% y están atrapando a miles de prestatarios. Este porcentaje fijo de interés a pagar durante toda la vida del crédito pasa hoy casi desapercibido al ir con un Euribor en mínimos, pero a medio y largo plazo podría convertirse en la peor pesadilla del hipotecado. Lo que hoy son cuotas hipotecarias bajas, mañana podrían llegar a duplicarse.

“Claro que tener un diferencial alto es como tener una cláusula suelo, o incluso peor. Cuando el Euribor suba, el tipo de interés será impagable para muchas familias”. Así de rotunda se muestra Olivia Feldman, cofundadora del comparador financiero HelpMyCash.com. Y pone cifras a su aviso: “Una persona que acabe de contratar una hipoteca de 150.000 euros, a 30 años, con un Euribor +3% paga hoy 672 euros al mes, pero si el Euribor volviera a los niveles de 2008 la letra sobrepasaría los 1.100 euros”.

Gonzalo Bernardos, director del Máster en Asesoría y Consultoría Inmobiliaria de la Universidad de Barcelona (UB), apunta hacia la misma dirección que Feldman y califica las hipotecas con estos altos diferenciales como “peligrosas”. “Tengo serias dudas de que la gente pueda pagarlas cuando el Euribor regrese a un nivel normal del 3% o del 4% y los intereses se pongan en el 7% o en el 8%”, opina. “La gente está firmando su sentencia de muerte sin darse cuenta”, advierte Bernardos.

El economista catalán sólo ve una justificación por parte de la banca para aplicar estos grandes diferenciales, más allá de que intenten compensar el desplome del Euribor: “Las entidades no quieren dar crédito en estos momentos y es una forma de invitar a los clientes a que no contraten. Es un modo elegante de decirles que no les dan financiación”. “Lo bueno”, continúa, “es que muy pocos están firmando hipotecas y los afectados serán unos miles, por lo que el problema no tendrá, ni mucho menos, la repercusión de las cláusulas suelo”.

Esta posición alarmista de Bernardos y Feldman tiene su contrapunto en la versión que hace de la actual situación Lorena Mullor, gerente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), que niega que se esté formando un problema parecido al de la cláusula suelo. “El diferencial es distinto de las cláusulas suelo, que se comercializaron sin informar bien al cliente en muchos casos”, declara Mullor. En su opinión, “ahora está todo mucho más claro ya que los diferenciales son una variable fundamental en los préstamos y la gente que se está endeudando es consciente del riesgo que está asumiendo“.

Mullor, que justifica estos altos diferenciales aludiendo al mayor riesgo de la demanda y al mayor coste de la financiación para las entidades, declara que “se está informando correctamente a los nuevos hipotecados planteándoles simulaciones de diversos escenarios de riesgo ante la futura evolución del Euribor”. Algo que no tienen tan claro ni Feldman ni Bernardos. “Esto depende de la persona que atienda en cada oficina, más que de la entidad. Hay empleados que sí hacen simulaciones, pero otros ni lo mencionan”, comenta la cofundadora de HelpMyCash.com. “Lo dudo”, manifiesta el segundo.

SU VIVIENDA ha localizado a uno de los contados nuevos hipotecados (según los notarios, apenas un tercio de los que compran casa, que son muy pocos, piden financiación), que ratificaría lo que dice Mullor. “A mí me han hecho tres simulaciones. Una con el nivel actual del Euribor, otra con el máximo de su historia y una última con su tasa media histórica”, afirma Manuel, que acaba de contratar un préstamo con un diferencial del 3,10% tras descontarle un 0,45% al vincular tres productos.

“Es lo más bajo que he encontrado. He llegado a ver hasta el 4,75%”, indica este prestatario, al que se le ha quedado la cuota mensual en 520 euros al mes (cinco primeros años inamovible). Manuel sabe que se le disparará por encima de los 1.000 si el Euribor vuelve al 5% y por ello se ha asegurado de no tener una comisión de subrogación para poder llevar la hipoteca a otra entidad en un futuro si le ofrecieran mejores condiciones. Manuel sería, según Feldman, “un buen perfil financiero” bien colocado ante “una guerra de subrogación entre los bancos, como la que hubo en 2009 y 2010”.

Aunque esta situación de diferenciales por las nubes parece tener los meses contados, según Bernardos. El experto vaticina que “las entidades financieras volverán a dar hipotecas de forma normal ligadas a un Euribor +1% ó 1,5% el año que viene”. Para este analista, el porcentaje del 1,75% sería “correcto” y “el 2% estaría al límite”. Hasta que llegue ese momento, Feldman recomienda “buscar financiación en varios bancos porque una misma persona puede recibir ofertas desde Euribor +2% a Euribor +4% en una misma semana”. “Las hipotecas a tipo fijo aún no son una opción a tener en cuenta en España”, concluye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: