Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

La Policía patrulla con armas de guerra ante la alerta yihadista

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 26 diciembre, 2016 at 12:06

Las Fuerzas de Seguridad cambian el protocolo y exhiben fusiles y subfusiles en lugares públicos

 

policias-armas

Los policías y guardias civiles han recuperado el uso de las armas largas -fusiles o subfusiles de asalto- para la protección de los espacios públicos y están recibiendo instrucción para cambiar la mentalidad en el desempeño de su trabajo de vigilancia: donde antes se les recomedaba que disparar era lo último que debían hacer, ahora se les prepara para «neutralizar» -es la palabra que se utiliza- con su armamento, de forma taxativa, a los eventuales terroristas a los que se tengan que enfrentar.

Éstas son dos de las muchas modificaciones que se están produciendo -a golpe de atentado- en las Fuerzas de Seguridad españolas. Cada vez que los miembros del autodenominado Estado Islámico (IS) han ejecutado un ataque en Francia, Inglaterra o Alemania, los agentes españoles han tomado nota para ir modificando sus estrategias. Al decir de los propios protagonistas, el atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo -cometido en enero de 2015-, las circunstancias en las que éste se produjo, constituyó el punto de inflexión. Los terroristas asesinaron a 12 personas al entrar en la sede de la publicación. A continuación mataron en la calle a un policía y se atrincheraron en una empresa con varios rehenes, donde al final fueron abatidos.

Lo que quedó en las retinas de los responsables de las Fuerzas de Seguridad fueron las imágenes del policía al que los terroristas hirieron en el estómago para después rematarlo en el suelo. También cómo se enfrentaron los agentes franceses a la huida de los terroristas: en las imágenes se aprecia el intento del policía de enfrentarse a ellos con un arma corta mientras los yihadistas están provistos de fusiles de asalto.

A raíz de esas evidencias, las autoridades policiales decidieron reforzar la dotación individual con la que cuentan los policías y los guardias civiles para enfrentarse a esta amenaza. De haber continuado igual, los agentes estarían enfretándose con una nueve milímetros parabellum a agresores que utilizan armas largas como los kalashnikov. Ahora, se han recuperado fusiles de asalto y las armas con calibre de guerra como los 5.56 o los 7.62 para patrullar por lugares públicos como plazas o aeropuertos.

Los responsables reconocen que el cambio no está llegando de forma automática a todo el mundo, pero que se está trabajando en ello, así como en la preparación y en la reacción que se debe tener ante un atentado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: