Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

El Supremo fuerza la votación del Brexit en el Parlamento británico

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 24 enero, 2017 at 11:26

La corte falla por ocho votos a favor y tres en contra que el Gobierno debe someter la puesta en marcha del artículo 50 al refrendo de los diputados

 

Gina Miller (centro), cuya denuncia ha forzado la decisión, este martes ante el Supremo.

Gina Miller (centro), cuya denuncia ha forzado la decisión, este martes ante el Supremo.

El Tribunal Supremo ha fallado contra el Gobierno británico y ha forzado una votación del Brexit en el Parlamento. La premier Theresa May, que pretendíainvocar directamente el Artículo 50 del Tratado de Lisboa tras la victoria alegando que tenía el “mandato” del pueblo británico, se verá obligada a presentar una ley en la Cámara de los Comunes para poder dar el pistoletazo de salida de la UE.

Por ocho votos a favor y tres en contra, los 11 jueces del Supremo ha puesto fin a la disputa legal alegando que el Gobierno está obligado someter el Brexit a un voto en Westminster. El presidente del Tribunal, David Neuberger, ha recalcado que aunque el Gobierno tiene la facultad de ejercer directamente la “prerrogativa real” para cambiar los tratados internacionales, en este caso la salida de la UE afecta a “los derechos de los británicos”, y por esa razón está obligado a contar con la aprobación parlamentaria.

El Supremo ha dado sin embargo parcialmente la razón al Gobierno en otro punto polémico: Theresa May no necesitará contar con el consentimiento de las Asambleas de Escocia, Irlanda del Norte y Gales para poder activar el Artículo 50. De haber requerido también ese trámite, el calendario para las negociaciones previsto por May habría saltado por los aires.

La batalla legal llega así a su fin al cabo de cuatro meses cargados de incertidumbre y de máxima tensión entre el Gobierno y el poder judicial. Los medios conservadores llegaron a calificar a los jueces como “enemigos del pueblo” y les acusaron de boicotear la decisión del referéndum.

Gina Miller, la ejecutiva de la City que llevó al Gobierno a los tribunales y recibió amenazas de muerte, ha pedido respeto a los jueces y ha celebrado la victoria final como “un triunfo del sentido común”. Miller ha prevenido a la premier contra la tentación de querer dar ahora carpetazo al asunto por la vía rápida.

“Hemos llegado hasta aquí porque la ley de referéndum fue aprobada a toda prisa, y no podemos caer en el mismo error”, ha dicho Miller. “El Gobierno está obligado a elaborar un libro blanco sobre las negociaciones con la UE y el Parlamento debe sopesar la decisión”.

Pero May tiene preparado ya el contraataque: cuatro textos alternativos de una ley -tramitada por la vía de urgencia- que le permita salvar lo antes posible el último escollo. El objetivo sigue siendo dar el pistoletazo de salida de la UE a finales de marzo y sin demorar sus planes un solo día.

La líder conservadora confía en una fácil victoria, tras la moción aprobada en la Cámara de los Comunes en diciembre para “respetar” la voluntad del pueblo británico expresada en el referéndum. La iniciativa fue respaldada por 461 votos a favor y 89 en contra (entre ellos, 23 laboristas, cinco liberal-demócratas, 51 nacionalistas escoceses y un solo conservador, el veterano Ken Clarke).

El viraje hacia el ‘Brexit duro’ en su último discurso puede provocar sin embargo una insospechada alianza de los viejos partidarios de la permanencia, especialmente en las filas del Partido Laborista, donde se teme una nueva insurrección contra Jeremy Corbyn. El líder de la oposición (que en el referéndum del 1975 votó contra la integración en el Mercado Común Europeo) se subió inequívocamente al carro del Brexit en el primer discurso del año.

“He dejado muy claro que el Partido Laborista respeta la voluntad de los británicos“, ha declarado Cornyn. “No bloquearemos el Artículo 50. A los diputados laboristas les pediré que voten en esa dirección cuand llegue el momento”.

Clive Lewis, miembro del gabinete a la sombra de Corbyn, ya ha anticipado sin embargo que votará en contra y ha advertido que la mayoría de los británicos han expresado sus reservas ante el plan del Brexit duro para abandonar el Mercado Unico, anticipado recientemente por Theresa May.

Los laboristas han decidido claudicar como partido de la oposición mientras el país se acerca al precipicio”, ha advertido por su parte el líder liberal-demócrata Tim Farron. “Sólo tenemos nueve diputados, pero nos uniremos a la nueva alianza contra el Brexit “duro”, porque ésa es una opción no deseada siquiera por los británicos que votaron a favor de la salida de la UE”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: