Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Los conflictos de la morería en España llegan a la Zarzuela

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 3 febrero, 2017 at 11:34

La audiencia entre los Reyes y la Comisión Islámica en España despertó malestar en otras federaciones de esta comunidad, que no ven “legítimo” al interlocutor que acudió a Zarzuela

La junta directiva de la Comisión Islámica Española se reunió con los Reyes en la Zarzuela.

La junta directiva de la Comisión Islámica Española se reunió con los Reyes en la Zarzuela.

 

Los Reyes recibieron este jueves en el Palacio de la Zarzuela a la junta directiva de la Comisión Islámica en España (CIE), en medio de la vorágine política causada por el presidente Donald Trump, cuando hace apenas unos días prohibió la entrada a Estados Unidos a los ciudadanos de siete países fundamentalmente musulmanes: Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen. La CIE agrupa, según sus estatutos, a la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide) y a la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri), además de otras asociaciones y federaciones adheridas. Sin embargo, a la audiencia asistieron solo el presidente de la CIE, Riay Tatary, el resto de su equipo directivo y la secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez-Cortés Martín. Los representantes de la Feeri —que supuestamente tiene el mismo peso dentro del órgano— fueron “excluidos”, según manifiesta su líder, Mounir Benjelloun, que afirma “sentirse indignado” ante la celebración de una reunión de gran calado que “no ha transmitido la voz de los musulmanes”.

En suma, la que estaba prevista como una audiencia de gran relevancia, y todo un gesto por parte de Felipe VI a la comunidad en un momento especialmente convulso, ha terminado por desencadenarotra guerra entre los principales actores de la sociedad musulmana en España. “No teníamos constancia de que esta reunión se iba a producir. Estamos indignados y no vamos a permitir que se engañe a la opinión pública. Esa reunión no habló por los musulmanes”, insiste Benjelloun a El Confidencial. El presidente de la Feeri afirma que 14 de las 17 federaciones musulmanas existentes en España —la suya representa a más de 400 mezquitas repartidas por todo el país— enviarán una carta abierta dirigida a la Casa Real para alertar de la “falta de legitimidad” que en su opinión tiene la junta directiva de la CIE para hablar en nombre de los 1,8 millones de musulmanes que ya configuran la comunidad en España.

En realidad, la lucha entre los dos organismos, la CIE y la Feeri, tiene su origen años atrás, y esta no ha sido sino una nueva gota en un vaso que lleva demasiado tiempo lleno. La figura de ‘presidente de la Comisión Islámica de España’ fue creada por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, hace aproximadamente un año y medio. El objetivo era nombrar un único interlocutor que coordinara la organización y las relaciones de los musulmanes españoles con las administraciones públicas, en aras de garantizar iniciativas legislativas y políticas contra la radicalización, además de promover las actividades de la comunidad en otros muchos ámbitos.

Una decisión tomada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy que no gustó a algunas federaciones musulmanas, como la presidida por Benjelloun, que denunció un “intervencionismo absoluto” y muestra aún hoy un profundo desacuerdo con las “injerencias en los asuntos organizativos e internos de los musulmanes”, comparable, afirma, a si el Gobierno pudiera decidir “cómo se organiza la Conferencia Episcopal”. “Sería impensable”, insiste. Finalmente, Justicia puso al mando de la CIE a Riay Tatary, presidente a su vez de la Ucide desde hace más de 20 años, que acumula una larga trayectoria de cooperación con las instituciones españolas y que a ojos de Benjelloun “fue puesto a dedo” para transmitir “lo que decidiera Justicia y no la comunidad musulmana”.

El enfrentamiento entre los dos organismos hace imposible a día de hoy que exista un solo interlocutor válido y legítimo para toda la comunidad. En realidad, esta ‘guerra’ entre organismos nació hace casi dos años, precisamente por el cambio de rumbo en el control del liderazgo de los musulmanes en España. Después de que Benjelloun fuera descabalgado de la CIE y y Tatary ocupara su lugar.

Pero aquel movimiento respondió a motivos de mucho peso. Como ya publicó este diario, el ministerio encabezado por Catalá vincula a la Feeri de Benjelloun al movimiento fundamentalista Justicia y Caridad (o Justicia y Espiritualidad), una corriente ultraconservadoraperseguida en Marruecos por desafiar la unidad del poder político y religioso del rey Mohamed VI. Benjelloun afirma no tener una relación orgánica con el movimiento… pero reconoce compartir muchas de las ideas que defiende, mientras que Tatary representa a un sector mucho más moderado, compatible con las iniciativas implementadas desde Justicia y que comprende las buenas relaciones que existen entre la jefatura del Estado y el monarca marroquí.

En mitad de la ‘vorágine Trump’

En todo caso, la audiencia planificada desde el Ministerio de Justiciaestaba encaminada a recoger el sentir y las aspiraciones de la comunidad musulmana en España, aunque parece haber terminado por enfrentar una vez más a sus principales sectores. A pesar de que la reunión estaba prevista desde hace tiempo, el encuentro entre los Reyes y la Comisión Islámica tuvo lugar en plena polémica generada por la Administración Trump, con el mundo pendiente de sus decisiones.

Sobre el nuevo Gobierno estadounidense, el Rey se pronunció hace apenas unos días en la tradicional recepción al cuerpo diplomático en el Palacio Real para insistir en su deseo de seguir trabajando con la nueva Administración “al mismo nivel de excelencia” con que se ha hecho hasta ahora “en asuntos globales y foros multilaterales”. Felipe VI destacó además “los relevantes y profundos” vínculos entre EEUU y España, así como “la estrecha agenda política, económica, empresarial y de seguridad” que mantienen ambas naciones. El acto transcurrió, eso sí, sin embajador estadounidense en España, ya que James Costos se marchó tras la toma de posesión de Trump el pasado 20 de enero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: