Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Racionadas las lechugas en Reino Unido

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 3 febrero, 2017 at 20:46

Limitan la compra de verduras por falta de suministros desde Europa, en concreto desde España, por la mala cosecha

Los ingleses sin lechuga española.

Los ingleses sin lechuga española.

 

La culpa no fue del Brexit, sino del mal tiempo en el sur de España, el “invernadero” de Europa. Lo que empezó como la “crisis de los calabacines” se ha convertido ahora en la “crisis de la lechuga” y está afectando por extensión a todo el suministro de vegetales. Hasta el punto que los supermercados británicos han tenido que imponer racionamientos, como en tiempos de guerra.

“Debido al mal clima en España, hay escasez de lechugas iceberg y otras variedades”, puede leerse en las estanterías de la cadena Tesco. “Para asegurar la oferta para todos los clientes, limitamos la compra a tres unidades por persona”.

La lechuga “iceberg” se ha convertido en el símbolo del “terror” en los supermercados y es el topic trending de la semana en el Reino Unido (#lettucecrisis).

El 90% de las importaciones de la famosa variedad proceden del sureste de España, donde las lluvias de diciembre y las heladas de enero han obligado a cortar el suministro.

A falta de la española, lechuga americana

Hay un bache de seis semanas en la importaciones de España y desde Navidades no hemos recibido prácticamente nada”, se lamenta Nick Padley, mayorista de productos vegetales. “Hemos tenido que buscar la lechuga iceberg en el mercado americano, donde evidentemente es más cara. Nos esperan tiempos duros este invierno”.

En los supermercados Sainsbury, sin ir más lejos, el precio de la lechuga iceberg se ha multiplicado por tres y vale ya más de 1,50 la unidad. En Waitrose, la estanterías de vegetales están medio vacías y la crisis se extiende ya a los tomates. La única verdura suministrada regularmente es el “cavolo nero” (repollo negro), que se cultiva en invernaderos en España e Italia.

El Reino Unido importa en invierno el 50% de la verdura y el 90% de la fruta (los cítricos de Valencia siguen de momento llegando regularmente). El brécol, las espinacas y los pimientos se están también resintiendo, y los británico están redescubriendo el valor de las patatas, las zanahorias, los boniatos, las chirivías y otros tubérculos.

“No recuerdo en mi vida una crisis de abastecimiento similar”, asegura Kavin White, director de la revista The Grocer. “Lo que ha ocurrido es la “tormenta perfecta” de las peores condiciones de cultivo en todo el sur de Europa. En el Reino Unido dependemos de las importaciones para comer productos frescos en invierno, y lo que está ocurriendo va a obligarnos a cambiar de dieta”. Y eso que aún no ha golpeado el Brexit…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: