Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Posts Tagged ‘Monarquía corrupta’

“Transparencia Real”: La infanta Cristina alega que pedir sus declaraciones de la renta vulnera su intimidad

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 26 abril, 2013 at 10:35

RECHAZA LA SOLICITUD DEL JUEZ DEL CASO NÓOS

 

La infanta Cristina alega que pedir sus declaraciones de la renta vulnera su intimidad

 

La defensa de la infanta Cristina ha rechazado la petición del juez del caso Nóos a la Agencia Tributaria de sus diez últimas declaraciones de la renta por considerar que no hay indicios de criminalidad contra ella que justifiquen “tal injerencia en su intimidad”.

Los abogados de la duquesa de Palma han presentado un recurso de reforma contra el oficio dirigido por el juez, José Castro, a la Agencia Tributaria, solicitando las diez últimas declaraciones del IRPF de la infanta Cristina y pidiendo que esa diligencia quede sin efecto. Impugnan la petición porque consideran que es una “diligencia prospectiva”, al no haber indicios previos e inequívocos de criminalidad y añaden que además es “superflua y de nula utilidad”.

Según los abogados, en el auto en el que la Infanta fue citada a declarar como imputada, el juez explicaba su intención de interrogarla sobre su intervención en el Instituto Nóos y la empresa Aizoon y el manejo y destino de los fondos obtenidos a través de ambas, pero nada decía de “cuestiones tributarias”. Recuerdan que la Abogacía del Estado, personada en esta causa en nombre de la Agencia Tributaria por tres presuntos delitos fiscales (dos del IRPF de Iñaki Urdangarin y uno del impuesto de sociedades de Aizoon), recurrió la imputación de la infanta por considerar que contra doña Cristina “no existe un solo indicio incriminatorio” en estos delitos denunciados.

Consideran que es incongruente pedir las declaraciones de la renta cuando la representación de la propia Agencia Tributaria ya ha dicho que no hay indicios de delito fiscal por parte de la infanta. “No se expone ni una sola razón por la que la diligencia acordada sería oportuna, esto es, necesaria y pertinente”, alegan los letrados de la infanta, que consideran “inútil” y “perjudicial” esta decisión judicial.

Los abogados Miquel Roca y Jesús María Silva alegan que si el juez instructor se está acogiendo a las razones de la acusación popular, el sindicato Manos Limpias, que fue el que reclamó que se pidieran las declaraciones de la renta, esa actuación resulta “poco pulcra en términos formales”.

Según los abogados de la infanta, Manos Limpias parte de la suposición de que en la declaración de renta deben figurar las firmas de ambos cónyuges y por tanto debe haber “un conocimiento recíproco de las ‘actividades económicas'” por parte de los dos, algo que la realidad refuta porque tributan por separado. Dicen que es público y notorio, porque ha salido publicado en medios, que la infanta Cristina y su esposo están sujetos al régimen económico-matrimonial de separación de bienes y presentan sus declaraciones tributarias por separado.

Concluyen por tanto que la diligencia solicitada carece de sentido alguno y solo por ello debería haber sido denegada. Los abogados añaden que tampoco es válida la petición adicional de Manos Limpias de que esa documentación se mande a la Audiencia de Palma, sumada al recurso de apelación sobre la imputación de la infanta, porque corresponde a una investigación posterior a lo que tiene que dirimir la sala.

 

Anuncios

Posible saqueo de la Familia Real al Patrimonio Artístico español.

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 9 abril, 2013 at 11:47

Si este documental es cierto, sería demoledor.

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=AKSCjtfQKJQ

 

 

La batalla contra el Rey de un Grande de España

 

La batalla comenzó a la muerte, a los 91 años, de «tío Manfredo», un aristócrata que siempre habló arrastrando la erre con acento francés y vestía ligas en la pantorrilla. Tres veces Grande de España, Manfredo de Borbón y Bernaldo de Quirós (1888-1979) poseía una de las mejores colecciones de arte del país (la Duque de Hernani) y un Ducado que todos en la familia creían que terminaría recayendo en su sobrino Francisco Javier Méndez de Vigo y del Arco, a quien ya en 1969 «tío Manfredo» traspasó uno de los tres títulos nobiliarios que llegó a ostentar, el de Marqués de Atarfe.

Pero el sobrino, hijo de un diputado a Cortes nombrado gentilhombre por Alfonso XIII en pago a que abofeteó en el hemiciclo a alguien que osó insultar al Rey, se quedó con un palmo de narices al comprobar que se modificaba el orden sucesorio del Ducado. Nunca sería el II duque de Hernani. Ahora eran ellos los abofeteados.

Por Real Decreto no publicado en el BOE, el título nobiliario terminó pasando a la infanta Margarita, hermana de Don Juan Carlos. Una decisión luego sancionada por el Tribunal Supremo y nunca aceptada por los herederos naturales del duque como de ley.

Todo aparentemente obedecía a la decisión del duque muerto, «tío Manfredo», quien en su testamento dejaba el título de duque a la hermana del Rey y su patrimonio a su viuda, Teresa Mariátegui, su segunda esposa. Desde entonces, los Méndez de Vigo andan en querella permanente con la Familia Real. Sostienen que en aquel testamento, la firma del duque está falsificada, y que ellos y toda España son víctima de un complejo plan concebido desde las alturas para hacer desaparecer la colección de arte del duque. 

El último episodio de esta guerra donde no faltan escudos de armas se libró este miércoles en la Audiencia Nacional. El hijo del marqués, el abogado Luis Méndez de Vigo, fue condenado por injurias al Rey a una multa de 2.190 euros.

Según el fiscal, en la maraña de procesos judiciales abiertos tras la muerte del duque, el acusado implicaba reiteradamente a la Familia Real en la elaboración de un plan «para falsificar toda la sucesión del duque de Hernani y estafar la herencia a sus herederos», en alusión a la pinacoteca de «tío Manfredo», perteneciente al Patrimonio Histórico desde la Ley de Patrimonio Artístico de 1933.

Es una guerra con paisaje de fondo, y dos ramas de los Méndez de Vigo disparando con querellas que apuntan a lo más alto del Estado, ensombrecen la gestión de sucesivos directores del Prado y salpican a notarios, marchantes de arte y altos cargos de Hacienda y Bellas Artes.

Porque a la escaramuza del contencioso por el título del Ducado ha seguido toda una retahíla de denuncias (ante Hacienda unas, y otras en juzgados) que pretende hacer aflorar los más de 600 cuadros de la colección. Algunos, aunque en su mayoría eran inexportables, están hoy colgados en museos de medio mundo: el Meadows Museum de Dallas (Texas), el Metropolitano de Nueva York, el Museo de Chicago…

Los no vendidos siguen en su mayoría en paradero desconocido. Cuando los Méndez de Vigo empezaron a investigar, también se esfumaron, pero esta vez de los archivos del mismísimo Instituto de Patrimonio Histórico, las actas (de número 110 y 518) que desde los tiempos de la guerra certificaban la existencia de los 681 cuadros de la colección Duque de Hernani, considerada un segundo Museo del Prado.

Sí se sabe la historia de uno de aquellos lienzos, y precisamente no de los más valiosos (hay de Tiziano, Carpaccio, Rembrandt, Goya…), comprado por El Prado a la viuda del duque de Hernani, Teresa Arriategui Arteaga, en 1991. Se trata de Bodegón de caza, hortalizas y frutas, firmado y fechado en 1602 por Fray Juan Sánchez Cotán. Se pagó por él 450 millones de pesetas en una controvertida adquisición.

Poco antes, en 1988, y gracias precisamente a una de las denuncias de los Méndez de Vigo, la Inspección de Hacienda descubrió que la heredera del duque no había recibido en herencia, como declaró, sólo tres obras pictóricas. En varios registros, se encontraron más de un centenar de cuadros que terminaron siendo valorados por Edmund Peel (Sotheby’s, donde entonces trabajaba la infanta Pilar) sólo en 25 millones.

Aparte, apareció un grupo de 11 cuadros de indiscutible valor, que habían participado en recientes exposiciones, por los que tampoco fue sancionada la viuda al haberse acogido, según se dijo, a la amnistía fiscal de la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico. La Administración parecía indulgente. La viuda falleció en 1996, 17 años después que su esposo Manfredo de Borbón, el duque.

«Tío Manfredo» era hijo póstumo de Luis Jesús de Borbón, hijo a su vez del infante portugués Sebastián Gabriel de Borbón y Braganza, biznieto de Carlos III. La madre de Manfredo, Ana Germana Bernaldo de Quirós, marquesa de Atarfe, se casó en segundas nupcias con Manuel Méndez de Vigo y Méndez de Vigo. Del segundo matrimonio nació aquel gentilhombre que defendió a Alfonso XIII y terminó muriendo en la Guerra Civil dejando huérfano a quien hoy es marqués de Atarfe.

La tela de araña genealógica nos sitúa así en 1940, recién concluida la contienda fratricida. A «tío Manfredo», duque de Hernani desde 1919, la única familia que le queda son los Méndez de Vigo. Hecha mano de su sobrino el día que, desde el museo de El Prado, le reclaman para devolverle los cuadros de su colección de arte, incautados durante la guerra, como todos los del Patrimonio Histórico, por orden de Pablo Picasso, entonces director del museo.

«Yo estaba con él», aún recuerda el marqués de Atarfe, de 82 años, «cuando le devolvieron todo. Le dieron unas listas larguísimas, con todas las obras de arte requisadas de sus domicilios, especialmente de la casa de la calle Miguel Ángel, donde residía en 1936. Él reconoció como suyas las obras y retiró una parte… Ya antes, cuando se libera Madrid, el tío Manfredo me pide que le acompañe al Casón del Buen Retiro, y allí le explican que le van a devolver sus cuadros».

Las relaciones entre tío y sobrino nunca se rompieron. «En 1969, en el mismo BOE en que se nombraba marqués de Peralta a Escrivá de Balaguer, salía mi nombramiento, por expreso deseo de tío Manfredo (además de Hernani era duque de Ansola y hasta entonces marqués de Atarfe), como III marqués de Atarfe». Siguieron viéndose aún cuando el marqués y su familia estableció su casa en la capital portuguesa, entre los años 1960 y 1974. Por la casa madrileña de «tío Manfredo» pasaban a menudo las distintas ramas de los Méndez de Vigo. Primero residió en un palacete en la calle O’Donell, que rebosaba de cuadros (se sabe, porque existe su firma en los expedientes, que sólo retiró del Prado 141 lienzos). Mientras tanto, primero en Estoril y luego en Lisboa, el marqués de Atarfe y sus hijos coincidían frecuentemente con Don Juan de Borbón, exiliado. «Mi hijo mayor Javier», dice el marqués, «recibió clases junto con la infanta doña Margarita. Les aleccionaba una tal señorita Hidalgo. Doña Margarita tenía un oído musical fenomenal».

REUNIÓN EN ZARZUELA
Hoy, todo vínculo entre estos grandes de España y los hijos de Don Juan de Borbón está roto. La última vez que el marqués vio cara a cara al Rey, en 1991, fue en una reunión en palacio con todos los nobles del reino. Aún el segundo hijo del marqués, el abogado condenado esta semana por injurias, no había fundado (lo hizo en 2001) el Partido Republicano del siglo XXI.

La batalla se multiplica en todos los frentes. Por un lado, el hijo del marqués, el condenado, que cita palabras de Manuel Azaña en lo que dice es una lucha en defensa del Patrimonio Nacional: «El Museo del Prado pasa por delante de la Monarquía y la República juntas».

Por otro lado, Ana Germana Méndez de Vigo, sobrina del marqués, criada en Francia e imbuida por los principios con los que hace siglos se tomó La Bastilla para abolir las clases sociales: «Libertad, igualdad y fraternidad». Ambos, cabeza en este contencioso de una enorme familia de abolengo, se niegan a aceptar que «tío Manfredo» dejara como heredera universal de todos sus bienes a su viuda y se olvidara de su familia, los Méndez de Vigo.

También que pidiera en vida el cambio en la línea sucesoria del Ducado. Hablan, y lo han puesto por escrito en cartas a la Casa Real, al presidente del Gobierno, al fiscal General de Estado, etc., de firmas falsificadas, de testamentos falsos, de testaferros que venden cuadros… «Banda de malhechores» es la expresión que acuñan para denunciar lo que consideran un expolio en toda regla de Bienes de Interés Cultural.

El grueso de sus acusaciones -incluida una querella criminal incorporada en febrero de 2000 contra «la familia real española por robo, estafa y falsificación sobre bienes del Patrimonio Histórico»- están acumuladas en las diligencias previas 6049/95 del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid, que acaban de ser archivadas tras casi siete años en la sede judicial y después, según ellos, de abrir más interrogantes que cerrar.

Y fue en la tramitación de una de esas diligencias en el juzgado donde el hijo del marqués, según la sentencia de esta semana de la Audiencia Nacional, injurió al Rey. Pero las espadas siguen en alto. También los antepasados de «tío Manfredo» se enfrentaron a los Borbones de España. Carlista fue un tiempo el infante Sebastián Gabriel de Borbón y Berganza. Republicano es ahora el hijo del marqués.

 

La prensa internacional pone bajo sospecha a la Monarquía española

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 4 abril, 2013 at 10:45

TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SE HACEN ECO DE LA IMPUTACIÓN DE LA INFANTA CRISTINA

 

La prensa internacional pone bajo sospecha a la Monarquía española

 

La imputación de la infanta Cristina de Borbón ha traspasado fronteras. Todos los medios de comunicación internacionales se hacen eco de la decisión tomada por el juez José Castro, instructor del caso Nóos, de imputar a la hija menor del Rey don Juan Carlos por un presunto delito de tráfico de influencias.

Hoy las dos mayores referencias mundiales de la prensa financiera, Financial Times Wall Street Journal dedican un amplio espacio en el interior de sus periódicos a la noticia que ayer terminó de salpicar a la monarquía española poniendo bajo la sombra de la sospecha a toda la institución.

El FT titula “La princesa española, bajo sospecha en un caso de fraude”, haciendo hincapié en el durísimo golpe que supone la noticia en “un momento difícil para la monarquía en medio de un descontento popular generalizado”. Continúa el diario económico explicando los detalles del Auto emitido ayer: “En juez ha llamado formalmente a la hija del Rey, bajo la sospecha de haber participado en un fraude de alto perfil”. Y sigue, “el documento revela que el magistrado tiene serias dudas de que la princesa fuera totalmente inconsciente de las actividades de su marido”.

El WSJ también opta por la palabra “suspect” para contar a sus lectores “el escándalo” titulando “El nombre de la princesa española, bajo sospecha”. Igual que el FT, desgrana el Auto emitido por el juez Castro, haciendo un recorrido por toda la investigación del caso Nóos “que desde hace tiempo tiene en su punto de mira al marido de la Princesa, Iñaki Urdangarin”.  

 

Ambas cabeceras destacan “la enorme relevancia” que supone la primera imputación de un miembro de la Familia Real, dada “la situación de crisis que ésta atraviesa”. El FT acompaña la noticia con los resultados de encuestas obtenidos en algunos medios españoles sobre la opinión de los ciudadanos sobre la monarquía.“El 40% dijo que estaba a favor de abolirla”, “Cerca del 45% de los encuestados están a favor de que don Juan Carlos abdique”, son algunas de las conclusiones que el periódico resalta.

Los dos económicos se preguntan cuál será el siguiente paso por el que optará la Casa del Rey dada la nueva noticia, después de llevar meses “apartando al Sr. Urdangarin de las relaciones con el resto de la familia, por ejemplo eliminando su rastro por la página web”, porque evidentemente la situación ahora es muy distinta: “la implicada es hija del monarca”.

La noticia copa todos los medios internacionales

Ayer a mediodía cuando la información saltó a los medios, las principales cabeceras internacionales arrancaban sus ediciones digitales con titulares como “La infanta de España, delante del juez por desviación de fondos” (Le Monde), explicando el posible delito de tráfico de influencias llevado a cabo entre “la princesa española y su marido”, recordando el deterioro que sufre la imagen de la Casa del desde que en 2011 saliera a la luz el caso Nóos. El francés Le Figarorelaciona la noticia con la polémica información conocida en los últimos días sobre la herencia del Rey, y titula: “Juan Carlos: su herencia y su hija, en medio de una causa judicial”, afirmando que la imputación de su hija menor supone “otro duro golpe”, que se suma a una lista que desde hace un tiempo no hace más que aumentar, y sentencia: “El mito del rey pobre no es más que una leyenda”.  

 

El anglosajón The Guardian titula “La princesa española Cristina, sospechosa en un caso de corrupción”, que también destaca los numerosos escándalos que han ido perjudicando la imagen de la Corona en los últimos tiempos. En el país transalpino, elCorriere della Sera apunta directamente a las consecuencias que la noticia puede tener: “La hija del Rey Juan Carlos, investigada por corrupción: tiembla la Corona española”. El italiano contextualiza el texto con los datos más llamativos de la investigación del Instituto Nóos del juez Castro. El rotativo La Repubblica apoya la idea de su colega, con el titular “La investigación pone en peligro el trono del Rey Juan Carlos”, haciendo referencia a todas las peticiones que han existido por parte de las formaciones políticas de izquierdas para que la monarquía se disuelva.

Al otro lado del charco, The New York Times,  opta por “La princesa española, citada a declarar en un caso de malversación”, en un minucioso artículo que detalla los principales puntos de la investigación, los correos electrónicos del exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, y las reacciones mostradas por la Casa Real y por los representantes políticos españoles.

 

14 indicios contra la hija del Rey, Cristina.

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 3 abril, 2013 at 19:27

El hito de la imputación de la hija menor del Rey, la Infanta Cristina, en el ‘caso Nóos’ está sustentada según el juez José Castro en 14 indicios que saldrían en declaraciones de imputados y correos electrónicos.

 

Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina, en una imagen de enero de 2011. | Steve Nesius / Reuters

 

Con todo ello, el magistrado considera que podría haber un delito de cooperación o complicidad. Sin “el aparente y consensuado refuerzo de la Casa Real”, dice en el auto, el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y Diego Torres no habrían podido obtener los fondos de las Administraciones públicas que supuestamente desviaron.

El juez Castro recopila en 14 puntos los indicios en los que justifica su citación en el marco de esta causa que investiga el presunto desvío de más de 6 millones en fondos públicos al Instituto Nóos y la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis).

Esos indicios proceden de la declaración judicial de Torres, de los numerosos correos electrónicos aportados a la causa por éste y de la versión ofrecida en sede judicial por el secretario de las infantas, Carlos García Revenga.

Los indicios que detalla el juez Castro en su auto son, resumidos, los siguientes:

 

 

Urdangarin confiesa su apoyo

 

 

En una carta de Urdangarin a un amigo -que fue incorporada por Torres a la causa-, el duque de Palma manifiesta su interés por instalarse por su cuenta con su nuevo socio y explica que cuenta con el conocimiento y apoyo de su esposa.

 

 

Correos electrónicos

 

 

Varios correos electrónicos, que le fueron mostrados al secretario de las infantas, Carlos García Revenga, cuando prestó declaración y sobre cuya autenticidad no dudó, revelan que conocía las actividades que desarrollaba Nóos y luego la Fdcis. El juez considera que “no se acaba de entender que cuando menos no participara a Doña Cristina de Borbón que su esposo estaba obteniendo un trato privilegiado”, de la vinculación de la Infanta y el propio García Revenga con la casa de S.M. el Rey.

 

 

Información al Rey

 

 

El juez no encuentra explicación a que García Revenga no informara al Rey de su nombramiento como tesorero del Instituto Nóos, como declaró. Si fue así, opina que no tiene sentido que tampoco la Infanta o su marido lo hicieran.

 

 

 

Conocía qué hacía su marido

 

Sobre el hecho de que el asesor jurídico de la Casa del Rey, José Manuel Romero, ordenó, recomendó o aconsejó a Urdangarin que abandonara determinados comportamientos, tras conocer sus negocios, el juez duda de que lo hiciera “a espaldas” del Rey. Y si el Rey acabó por saber la finalidad con la que la Infanta y García Revenga fueron insertados en la junta directiva de Nóos, el magistrado no entiende que la propia esposa de Urdangarin no llegara a enterarse.

 

 

Se utilizaba su imagen

 

 

El juez aprecia otro indicio de que la Infanta Cristina pudo consentir que su parentesco con el Rey fuera usado por Urdangarin y Torres en el hecho de que tanto García Revenga como ella dejaron la junta directiva del Instituto Nóos después de la recomendación realizada por Romero. El magistrado dice que “no es fácil de asimilar” que García Revenga desconociera la recomendación a Urdangarin y además no la comentara con la infanta.

 

 

¿Y el Rey no habló con ella?

 

 

“No se acaba de entender que S.M. el Rey no comentara con su hija las críticas o recomendaciones que había hecho llegar o proyectaba hacer a su marido e incluso consensuara con ella su alcance y el compromiso, expreso o tácito, de que de alguna manera velara por su cumplimiento”, dice el juez en sexto lugar.

 

 

Gastos a cargo de Aizoon

 

 

Hay gastos personales cargados a las cuentas de la empresa Aizoon SL, de la que la infanta era propietaria al 50% y secretaria.

 

 

 

Empleadas del hogar
 Varios testigos han relatado que fueron contratados como empleados del hogar y que su sueldo se pagaría con dinero fiscalmente opaco. El juez no descarta que la infanta pudiera saber que Aizoon, para la que fueron contratados, estaba siendo utilizada para fines ilícitos.

Ingresos en Aizoon

  Aizoon facturó los ingresos de Urdangarin como asesor en varios consejos de administración.

 

Intervención en un proyecto de vela

 

En correos recibidos y aportados por Torres a la causa, Urdangarin le explica que la Infanta tuvo determinada intervención en un proyecto de vela. El juez quiere aclarar “si no ha podido extenderse a otros ámbitos”.

 

 

 

Intervenía por estar en la Junta

 

Torres declaró ante el juez que la Infanta Cristina tenía el mismo conocimiento e intervención que los demás miembros en la junta directiva de Nóos. Su esposa, Ana María Tejeiro, declaró que la infanta no había sido citada “porque es quien es”, con lo que el juez interpreta que la mujer de Torres considera que la participación de Doña Cristina en los hechos no fue diferente.

 

 

 

¿Negociaciones en Zarzuela?

 

El ex socio de Urdangarin declaró que los Illes Balears Forum organizados por Nóos se negociaron en el Palacio de Marivent y los Valencia Summit en el Palacio de la Zarzuela, aunque este último dato no haya sido confirmado ni desvirtuado todavía.

 

 

 

 

Cuenta bancaria

 

Urdangarin facilitó a una tercera persona un número de una cuenta bancaria en la que su esposa figura como autorizada.

 

 

Urdagarin la consultaba

 

En los últimos correos aportados por Torres a la causa, Urdangarin consulta con su esposa sobre la forma de comunicar la creación del Instituto Nóos.

 

Los correos que implican a la hija del Rey

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 3 abril, 2013 at 14:27

Las sucesivas entregas de correos electrónicos de Diego Torres en el juzgado han sido determinantes para la imputación de la infanta.

 

 

 

El juez José Castro, instructor del caso Noos ha decido finalmente imputar a la infanta Cristina, una imputación que se produce una semana después de que Diego Torres, el ex-socio de Iñaki Urdangarínaportara nuevos correos para tratar de demostrar la implicación en la empresa de la hija del Rey, y sólo un día después de que el propio magistradorechazase la nulidad procesal de dichos correos.

Entre esa documentación había varios emails que el marido de la infanta Cristina remitió a su mujer para consultarle diversas gestiones que tenía intención de realizar al frente del Instituto Nóos.

En uno de ellos, fechado el 20 de febrero de 2003, Urdangarín remite a la hija del rey don Juan Carlos una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar. Y prosigue: “Hay dos versiones. Clientes, ‘colab’ y amigos y la otra para Octagon (no quiero sacar ampollas). Léelo y dime lo que piensas please… Ciao”. En el mismo correo, el duque le comenta que “a veces por no saber lo que piensas voy más perdido, pero mi reacción no es la de dejarte así”.

Mediante otro email, del 17 de junio del mismo año, Urdangarín le reenvía a su mujer un mensaje de Nissan sobre la resolución del concurso “Estudio de notoriedad World Series by Nissan“, en el que esta compañía indica que una vez recibidos y analizados los presupuestos solicitados, la mejor oferta es la presentada por Nóos.

En otro correo, fechado el 5 de abril de 2004, el duque reenvía adjunto a la infanta un artículo que “trabajamos el día pasado en el seminario y un resumen del mismo. Me parece interesante”. El 26 de febrero de ese año, el duque envió otro correo al secretario personal de las infantas, Carlos García Revenga, en el que le pedía que le diese “una copia a Cristina de mi parte”.

 

Cristina de Borbón: más de un año esquivando el banquillo

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 3 abril, 2013 at 14:25

En reiteradas ocasiones durante más de un año, los intentos de Diego Torres por implicar a la infanta en el caso Nóos fueron desactivados.

 

 

El nombre de Cristina de Borbón ha estado sobrevolando cada uno de los hitos vividos durante los últimos años en relación al caso Nóos en el que su marido, Iñaki Urdangarin, es uno de los principales acusados, junto a su socio Diego Torres. Todo el peso de la Ley amenazaba con caer sobre éste último y su esposa Ana María Tejeiro. Así, durante 2012 y lo que va de 2013, la estrategia de defensa de Torres se centró en sacar a relucir –mediante la entrega al juez de una amplísima colección de correos electrónicos con el Duque de Palma– la implicación del Duque de Palma y de la infanta Cristina en la toma de decisiones en Nóos.

Precisamente, a comienzos del año 2012, en enero, El Mundo publicaba que gracias al dinero público que se desviaba del Instituto Nóos, la InfantaCristina ganó 571.000 euros en solo tres años de actividad de Aizoon, una empresa montada a medias con su marido, Iñaki Urdangin. Días después, el 18 de febrero, el exdirector general de Deporte de Baleares,José Luis Pepote Ballester desvincula a la infanta Cristina de los contratos suscritos por Nóos con el Gobierno balear en su declaración ante el juez. La infanta Cristina contaba con el primer apoyo de cara a los esfuerzos del Ministerio Público por mantener sacar a relucir la ausencia de pruebas para imputar a la infanta.

Sólo unos días después, el 25 de febrero Iñaki Urdangarin acude a los juzgados de Palma. Fue la ocasión en la que el Duque de Palma se detuvo ante la nube de periodistas que se agolpaban a las puertas del juzgado y declaraba que acudía a “aclarar la verdad de los hechos y a defender mi honor”. Ante Castro, carga toda la culpa sobre Torres yexculpa a la infanta.

La semana siguiente el Juez José Castro aborta un nuevo intento de llevar a la infanta Cristina ante la justicia como imputada por el caso Nóos. Lo hace desestimando la petición del sindicato Manos Limpias para imputar a la infanta. Pero el ex socio de Urdangarin, Diego Torres, continúa entregando correos electrónicos. Así, en abril el juez Castro decide incorporar a la investigación del Instituto Nóos los nuevos correos electrónicos aportados por Torres, en los que supuestamente el duque de Palma menciona al rey Juan Carlos y a la infanta Cristina en sus actividades.

En agosto de aquel año, la familia Urdangarin Borbón se trasladan desde Washington, donde habían establecido su residencia, hasta Barcelona. La explicación pública del duque de Palma fue que tenían la “intención de volver a desarrollar con la compañía –Telefónica, para la que trabajaba- nuevas actividades en el futuro”.

Ya en 2013, en enero, El País publica que Urdangarín empleó la sociedad que comparte con la infanta –Aizoon- para defraudar a Hacienda. Por este motivo, el juez llama a declarar de nuevo a Urdangarín y a su socio para que dieran explicaciones de un fraude que ascendía a 470.000 euros.

Después de las declaraciones del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, ante el juez Castro y de que la Casa Real tuviera que desmentir presiones sobre la infanta Cristina para que se divorciase de Urdangarín, el 16 de febrero Diego Torres asegura en su declaración ante el Juez que él y el duque de Palma trataron sus negocios con Camps y Barberá (en 2004 sobre el Valencia Summit) desde Zarzuela y que en esas reuniones la infanta Cristina era parte de éstas y tomaba decisiones. De nuevo se vuelve a solicitar la imputación de la infanta.

Y de nuevo, su marido trata de desvincularla del caso. Se produce el 23 de febrero, cuando Iñaki Urdangarín, en una declaración leída ante Castro, volvía a exculpar a su mujer y negaba que se produjera reunión alguna en el Palacio de la Zarzuela. Su abogado, Mario Pascual Vives anunciaba que impugnará los correos electrónicos aportados por su exsocio Diego Torres. Entretanto, Manos Limpias pide al juez que investigue si tanto Urdangarín como su socio Torres y sus respectivas esposas se habían acogido a la amnistía fiscal. El juez accede a ala petición. Un día después era la Fiscalía quien aseguraba no ver ningún indicio de delito contra la Casa Real ni contra la infanta Cristina en el caso Nóos.

Con la intención de aclarar finalmente si la infanta Cristina acudía a las reuniones de la cúpula de Nóos, como aseguraba Diego Torressolicita las actas del Instituto. Días después, las actas de Nóos decían que la infanta no participó en las reuniones de la Junta Directiva.

A finales de marzo, el mismo domingo de Ramos, Diego Torres envía al juez Torres nuevos correos -hasta 30- con la intención de implicar a la infanta Cristina en la investigación del caso de corrupción. Así, en algunos de estos correos, Urdangarin pide consejo a su esposasobre asuntos relacionados con el Instituto Nóos y le pone al corriente de comunicaciones del mismo que posteriormente fueron remitidas a los socios.

Finalmente, este miércoles 3 de abril el juez del caso Nóos, José Castro, contra el criterio de la Fiscalía, imputa a la infanta Cristina que tendrá que comparecer ante él el próximo 27 de abril.

 

Cristina imputada por tráfico de influencias

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 3 abril, 2013 at 14:22

DEBERÁ DECLARAR EL 27 DE ABRIL ANTE EL JUEZ DEL CASO NOOS

 

La Infanta Cristina, imputada por tráfico de influencias

 

La Infanta Cristina ha sido imputada por el juez José Castro en el caso Nóos y deberá prestar declaración en los juzgados de Palma de Mallorca el 27 de abril por tráfico de influencias como “copropietaria de Aizoon y directiva del Instituto Nóos”. Finalmente, y tras meses de especulaciones, doña Cristina deberá pasar por el banquillo.

Antes de desestimar la petición del duque de Palma de no dar validez a la nueva remesa de correos electrónicos de su ex socio, Diego Torres, el juez Castro, instructor del caso Nóos, había ordenado a La Caixa que le remitiera la información completa, incluyendo titulares y movimientos, de una cuenta corriente en la que la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del Rey, realizó ingresos a favor de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, según confirmaron a El Confidencial fuentes muy cercanas a la investigación judicial.

El titular de esa cuenta corriente, según las mismas fuentes, es el duque de Palma, yla hija menor del Rey figura como autorizada. Sayn-Wittgenstein, íntima amiga deDon Juan Carlos, hizo al menos un ingreso de 50.000 euros en esa cuenta, supuestamente como contraprestación por los trabajos que Urdangarin llevó a cabo para la Fundación Laureus, de la que aquella fue directiva. Pero el juez Castro quiere averiguar si hubo más pagos.

El yerno del Rey remitió a Corinna un correo electrónico el 23 de enero de 2005 en el que, antes de despedirse con un “big kiss” (“gran beso”), le decía: “Te envío el número de mi cuenta bancaria para actualizar nuestras operaciones“. Urdangarin, sin embargo, olvidó precisamente incluir el número de su cuenta, por lo que al día siguiente mandó un nuevo email a la princesa: “Olvidé enviarte mi cuenta de ahorros”. Y a continuación añadía esta numeración: 2100-0541-84-0200250843.

La instrucción, a punto de concluir

La instrucción del caso Nóos, según las fuentes consultadas, está a punto de concluir, y Castro quería apurar los últimos flecos de la investigación antes de tomar la decisión de la imputación de la infanta Cristina. Por eso, además de la cuenta de La Caixa con los pagos de Corinna, el juez también pidió al Registro Mercantil de Barcelona una copia de la hoja registral de Aizoon SL, la empresa que comparten al 50% Urdangarin y su esposa, a la que fue desviada una parte de los fondos públicos captados por Nóos.

Castro también estaba a la espera de que la Agencia Tributaria le remitiera un informe sobre la mercantil Mixta África, una promotora de viviendas sociales en el continente africano a la que Aizoon SL facturó casi 400.000 euros entre 2007 y 2009. El instructor del caso Nóos, por último, pidió todas las actas de las reuniones celebradas por la Junta Directiva del Instituto Nóos entre 2004 y 2006 para saber si la hija menor del Rey intervino en ellas y participó en la toma de decisiones.

Ahora, tras la imputación por tráfico de influencias, se abre la incógnita del futuro de Doña Cristina en la Casa Real. Muchas voces piden que tome la decisión de apartarse de los privilegios de Infanta de España para no contaminar el futuro de su hermano, el Príncipe de Asturias. La Casa del Rey ha emitido un comunicado en el que asegura que no hace “comentarios sobre decisiones judiciales”.

 

Corinna y Urdangarin hacían gestiones juntos e informaban al Rey

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 18 febrero, 2013 at 12:01

Corinna intentó colocar al yerno del Rey en la Fundación Laureus. Urdangarin iba a percibir un sueldo de 200.000 euros. Ambos mantenían informado a don Juan Carlos, según los e-mails.

 

E-mail enviado por Corinna a Urdangarin en el que le informa que ha mandado copia de la propuesta a su suegro.

 

Los 197 correos aportados este sábado por Diego Torres en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, desvelan que Iñaki Urdangarin y Corinna Sayn-Wittgenstein hacían gestiones juntos e informaban al Rey de sus operaciones.

Uno de los objetivos del yerno de Don Juan Carlos fue hacer negocios al amparo de la Fundación Laureus y para ello contó con la ayuda de Corinna Sayn-Wittgenstein, la amiga del Rey. En la mayoría de estos correos, tanto Urdangarin como Corinna hacen referencia a que Juan Carlos I estaba al corriente de estas “operaciones”, como las califica el duque.

Corinna explica a Urdangarin que el “salario base” por pertenecer a la ejecutiva de la fundación en España gira en torno a los 200.000 euros, aunque ella intermediaría ante los responsables de esta organización del mundo del deporte para conseguir varios extras salariales que permitiesen al duque llegar a cobrar un sueldo de 250.000 euros.

En el primer correo aportado, por orden cronológico, de junio de 2004, Corinna explica a Urdangarin que ha transmitido su currículo a los representantes de la Fundación Laureus y que éstos se han mostrado interesados en que el duque “forme parte” de esta organización.

Corinna con el Rey y los duques de Palma en la entrega de los premios Laureus en 2006.Unos días más tarde, Corinna proponía a Urdangarin empezar con las gestiones para poder llegar a ser Chairman –presidente– de la Fundación Laureus en España, por lo que le daba el nombre de la persona de contacto en Madrid. Para conseguir este objetivo y“justificar” la alta remuneración que podía percibir el duque, debía crear una “estructura especial” que “combine la caridad con la actividad comercial”, en referencia a trabajar con organizaciones benéficas o sin ánimo de lucro para conseguir patrocinadores para la Fundación. Además, le explica quién podría ser la persona de contacto directamente con la Fundación para crear esta estructura.

La Fundación Laureus, una entidad sin ánimo de lucro que impulsa proyectos vinculados al deporte, promueve en España hasta 16 proyectos en diferentes ciudades, todos ellos vinculados a la práctica deportiva. Uno de los principales hitos deportivos durante el año son la entrega de los Premios Laureus del Deporte, unos galardones internaciones muy conocidos que distinguen a los mejores deportistas cada año en diferentes categorías.

En enero de 2005, Iñaki envía dos correos a Corinna hablando de una conversación que tuvieron el mes anterior en Londres. El duque le explica que “está interesado en concretar” lo hablado y saber si sus “colegas de Laureus han aceptado las nuevas condicionesde sus relaciones”. Además, Urdangarin le adjunta su cuenta bancaria para “actualizar nuestras operaciones”. Un mes más tarde hay una respuesta de Corinna en la que le dice: “Debes tener plenamente en cuenta todas las sugerencias” de la Fundación. También le cuenta que le envía una copia del correo al Rey y espera que la propuesta disipe las dudas del duque.

 

EL MONARCA SE IMPLICÓ EN LOS NEGOCIOS DE NÓOS. Urdangarín a Corinna: “Como ya te ha comentado el Rey, te envío mi currículum”

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 17 febrero, 2013 at 12:33

Urdangarín a Corinna: "Como ya te ha comentado el Rey, te envío mi currículum"

El ex socio de Iñaki Urdangarín en el Instituto Nóos, Diego Torres, entregó ayer al juez José Castro una remesa de 197 correos electrónicos que dejan en una situación muy comprometida a la Casa del Rey. En uno de esos emails, el duque de Palma se dirige a la aristócrata Corinna zu Sayn-Wittgensteiníntima amiga del monarca, en estos términos: “Como ya te ha comentado mi suegro, te envío mi currículum”.

Según se desprende de ese email, don Juan Carlos le pidió a la princesa alemana,con la que el año pasado viajó a Botsuana para participar en la polémica cacería de elefantes en la que resultó herido, que tratase de colocar a su yerno en la Fundación Laureus, una organización internacional de carácter altruista que promueve la práctica del deporte como herramienta para combatir la pobreza infantil, y a cuya junta consultiva pertenecía Corinna.
Tras recibir el mensaje de Urdangarín y su currículum profesional, la amiga del Rey respondió al duque de Palma con otro correo electrónico, en el que se comprometía a “hacer todo lo posible para conseguir que te paguen el sueldo más alto”. La pretensión del monarca era que su yerno se hiciera cargo de lamarca española de la Fundación Laureus, en la que, según detalló Corinna a Urdangarín en su respuesta, podría ganar más de 200.000 euros anuales.
Torres, que ayer compareció durante más de siete horas ante el juez Castro, aseguró que Urdangarín llegó incluso a facilitar a la princesa alemana un número de cuenta corriente que compartía con su esposa, la infanta Cristina de Borbón. El cruce de correos entre Corinna y el yerno del Rey llegó a ser tan intenso que, en uno de ellos, éste llega a decir a su interlocutora: “Prefiero que hablemos por el móvil, que es más seguro”.
“Visto bueno” de Zarzuela
Durante su esperada comparecencia ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, Torres concentró gran parte de sus esfuerzos en demostrar que, puesto que la Casa del Rey “dio el visto bueno” a todas las actividades del Instituto Nóos, éstas no podían ser ilegales. Entre otras razones porque la infanta Cristina tenía “tanto peso en la toma de decisiones como cualquier otro miembro de la Junta Directiva”, a la que también pertenecía el secretario de aquélla, Carlos García Revenga.
Fue la Casa del Rey, según explicó Torres, quien movió los hilos para situar a Urdangarin en los consejos de administración de varias empresas privadas cobrando salarios muy elevados, tras recomendarle que “no fuera impaciente”. El marido de la Infanta llegó a ser directivo de Telefónica Internacional, Aceros Bergara y Arcelomital, entre otras grandes compañías. Y fue también el monarca, según refleja supuestamente uno de los correos entregados al juez, quien hizo gestiones personales para “conseguir patrocinadores” al Instituto Nóos.
Don Juan Carlos, según relató el ex número dos de la entidad “sin ánimo de lucro”, autorizó una reunión en el mismísimo palacio de La Zarzuela, celebrada en la primavera de 2004, en la que participaron Urdangarín, Torres, el entonces presidente valenciano, Francisco Camps, y la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá. El motivo de ese encuentro fue negociar la puesta en marcha de los Valencia Summit, tres foros sobre turismo y deporte que reportaron a las arcas de Nóos más de tres millones de euros de fondos públicos.

El ex socio de Urdangarín repitió una y otra vez, primero a preguntas del juez Castro y más tarde ante el fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, que la Casa del Rey “estaba al corriente” de todas las actividades del Instituto Nóos, desde el propio monarca a García Revenga, pasando por el asesor jurídico de don Juan CarlosJosé Manuel Romero Moreno, conde de Fontao, y la infanta Cristina. “No se hacía nada sin que fuera previamente supervisado y autorizado por la Casa Real”, insistió Torres.
“Cuidar las apariencias”
Éste reveló que el conde de Fontao, tras la salida de Urdangarín del Instituto Nóos en 2006 supuestamente forzada por el Rey, le dijo al yerno del monarca que podía seguir adelante con sus negocios, siempre y cuando “cuidase las apariencias“; es decir, que fuese Torres, y no el duque de Palma, quien figurase públicamente como promotor de los nuevos proyectos.
Por si fuera poco, Torres acusó al abogado de Urdangarín, Mario Pascual Vives -presente durante el interrogatorio-, de haberle presionado para que asumiera toda la responsabilidad en la gestión del Instituto Nóos y, de esta forma, exculpar a su cliente. A cambio tendría “un trabajo asegurado en el extranjero” y “no le faltaría nada”. Ante la gravedad de esta acusación, el fiscal le pidió que fuera más explícito; y Torres aseguró entonces que Pascual Vives le hizo esa oferta en el despacho de su abogado, Manuel González Peeters. La proposición incluía hacerse cargo de todos los gastos originados por su defensa.
Varios de los abogados presentes en la declaración de Torres trasladaron a El Confidencial su impresión de que el fiscal no pedirá la imputación de la infanta Cristina, ya que el ex socio de Urdangarín no presentó ayer “pruebas concluyentes” de la implicación de la hija del Rey en el entramado presuntamente delictivo. Sí dieron por hecho, sin embargo, la próxima citación, bien como imputado o en calidad de testigo, del conde de Fontao. El próximo sábado será el turno del duque de Palma.

 

Ciclistas desnudas, Corinna y los patrocinadores del Rey

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 17 febrero, 2013 at 12:14

Los detalles de la declaración de Diego Torres dejan correos electrónicos con ciclistas desnudas y la implicación del Rey y la infanta Cristina.

 

 

El diario El Mundo recoge en su edición de hoy una crónica y un artículo de Edurado Inda, adjunto al director del diario y colaborador de Es la mañana de Federico en esRadio, en los que describe, con todo lujo de detalles, los puntos más destacados de la declaración de siete horas de Diego Torres ante el juez Castro sobre el escándalo que envuelve al Duque de Palma, Iñaki Urdangarin.

Detalles como la “tenue sonrisa burlona” con la que Diego Torrescontaba que él pensaba que todas sus actividades en Nóos eran lícitas y legales porque “todo lo que hacíamos contaba con el visto bueno de laCasa Real” y añadía que “siempre creímos que lo que hacíamos estaba bien hecho”.

Correos, ciclismo y mujeres desnudas

Estos detalles alcanzan también el contenido de alguno de los correos electrónicos que iba sacando Torres para reforzar su argumentación ante Castro. En uno de ellos, “remitido por el duque de Palma al secretario de las Infantas en 2003, el marido de Cristina de Borbón le anunciaba entonces en tono de broma que se iba a dedicar de lleno al ciclismo. Tras esta revelación, este correo reproduce una imagen de varias mujeres desnudas montando en bicicleta”. Un detalle que lejos de tener una relevancia extraordinaria para el escándalo de corrupción, sí que abunda en el humor del Duque que llegó a firmar como “el Duque em-palma-do…”.

Fue después de este correo electrónico cuando Torres habló de la reunión en Zarzuela, con Camps y Barberá para acordar la celebración de los “millonarios foros bautizados como Valencia Summit“. Camps ha negado ya su asistencia a dicha reunión. Torres contó que tras la reunión, Urdangarín apareció con una lista de las empresas a las que debían pedir dinero para sus proyectos.

La infanta “al corriente de todo”

Según cuenta Inda, Torres se había “plantado orgulloso ante el magistrado” para arrancar su declaración con un testimonio de gran relevancia: “Todas las decisiones del instituto las adoptábamos los miembros de la Junta Directiva de Nóos, incluida la Infanta. Cada uno tenía diferente nivel de responsabilidad, pero las decisiones las adoptábamos conjuntamente”. Al mismo tiempo, describía la implicación de la infanta: “Iñaki me hacía continuos comentarios de que –la infanta- estaba al tanto y de que le había comentado tal o cual cosa”. Tanto es así que, siempre según Torres, la infanta acompañó a Urdangarín y a su socio “a buscar un solar para cambiar la sede de Nóos”.

El caso es que ahí no queda la revelación de Torres. También dijo que “la Casa Real” tenía “el conocimiento de cuanto ocurría” en el seno de la entidad. Cada movimiento, que se producía en Nóos era “supervisado, tutelado y controlado” por la Zarzuela, dijo. E insistía en que “la Casa Real estaba al corriente y lo sabía todo”. También sacó un correo electrónico en el que quedaría constancia de que el Rey “consiguió un patrocinador” para el instituto.

La Casa del Rey también aparece involucrada en la figura de García Revenga, secretario personal de las infantas y asesor de la Casa del Rey. “No cobraba pero controlaba todo“, dijo Torres.

En cualquier caso, pese a los esfuerzos de Torres para lograr la imputación de la infanta Cristina, parece que ni Castro ni la Fiscalía han encontrado aún elementos suficientes para tomar esta decisión. Según los investigadores, estaría más cerca la citación del conde de Fontao, como testigo o imputado, que la de la infanta.

Para Eduardo Inda, “el testimonio de Torres y los hechos probados hacen inevitable la imputación de la infanta“. En cuanto al Rey, “eran más favores de suegro que tráfico de influencias” ya que “Don Juan Carlos tiene más altos menesteres”.

Corinna y el Rey

Otro de los nombres que dejó caer Torres durante su declaración fue el de la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del Rey. Dice que Urdangarin envió personalmente a la princesa alemana un currículum para que tratase de colocarlo en la Fundación Laureus, una organización relacionada con el deporte y con la que Corinna colabora de forma activa. En el correo electrónico aclara que se dirige a ella siguiendo las indicaciones del Rey Don Juan Carlos.

El abogado de Urdangarín

Torres parecía no querer dejar títere con cabeza. Dijo que el abogado de su ex socio, el Duque de Palma, el ya célebre letrado Mario Pascual Vives, le ofreció durante la investigación judicial pagarle las cosas de su defensa legal y garantizarle un empleo a cambio de que no tirase de la manta del caso Nóos.

 

Urdangarín y Torres no reúnen los ocho millones de fianza y el juez embargará sus bienes

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 7 febrero, 2013 at 11:40

LA JUSTICIA CONFISCARÁ EL LUJOSO PALACETE DE PEDRALBES

 

 

La pasada medianoche finalizó el plazo. Y ni Iñaki Urdangarín ni Diego Torreshabían depositado a esa hora los 8,1 millones de euros de fianza que les exigía el juez José Castro para hacer frente a su responsabilidad civil en el caso Nóos. A partir de ahora, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma tiene vía libre para embargar las propiedades y cuentas corrientes de los dos ex socios hasta cubrir la cantidad que les reclama.

 A medida que se acercaba la hora marcada por el juez para hacer efectiva la fianza sin que Urdangarín y Torres alcanzasen un acuerdo sobre la cantidad que abonaría cada uno, parecía más evidente que ninguno de los dos sería capaz de afrontar el pago. Al tener éste carácter solidario, ambos podían repartirse la carga de mutuo acuerdo, bien al 50% -algo más de cuatro millones de euros por cabeza- o mediante el porcentaje que pactaran. Pero todo parece indicar que ni Urdangarín dispone en este momento de liquidez suficiente ni las presiones de Torres para que aquél asumiera su parte han surtido efecto.
El juez impuso a ambos el pasado 30 de enero una fianza de responsabilidad civil de 8,1 milllones de euros y les dio de plazo hasta la medianoche de ayer para hacerla efectiva. Esa cantidad es la suma de las subvenciones íntegras que el Instituto Nóos cobró de los gobiernos autonómicos balear y valenciano, y que posteriormente desvió de manera fraudulenta al entramado societario montado por ambos socios, más un tercio de multa en aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. En el auto en el que fijaba esa fianza, Castro atribuía a Urdangarín seis delitos diferentes, que le pueden acarrear hasta 20 años de prisión.

Urdangarín y su esposa, la infanta Cristina de Borbón, cuentan con un elevado patrimonio inmobiliario, en principio más que suficiente para cubrir la fianza. El yerno y la hija de don Juan Carlos poseen un palacete en el exclusivo barrio barcelonés de Pedralbes, adquirido en 2004 por seis millones de euros mediante un crédito hipotecario concedido por La Caixa. Los duques de Palma alquilaron la mansión por 13.000 euros mensuales poco después de su marcha a Washington, en 2009, y tras regresar en 2012 de EEUU la volvieron a alquilar para instalarse en otra vivienda menos ostentosa.
Pisos, plazas de garaje…
Pero su patrimonio no se limita al palacete de Pedralbes. Urdangarín y la infanta Cristina compraron, también en 2004, dos pisos, dos plazas de garaje y un trastero en Palma por los que pagaron casi 450.000 euros, y que figuran a nombre de Aizoon S.L., una sociedad participada al 50% por ambos cónyuges. Tres años más tarde, en 2007, adquirieron una vivienda en Terrassa (Barcelona), de la que también es titular la mercantil Aizoon, por la que abonaron 250.000 euros. Sus bienes inmobiliarios se completan con otros tres pisos situados en un edificio de la calle Marqués de Fontsanta de Palma, comprados en 2003 por 620.000 euros y escriturados a nombre de Nóos Consultoría Estratégica S.L., una firma propiedad de Urdangarín y Torres.
Este último comparte con su esposa, Ana María Tejeiro, la propiedad de un chalé en la localidad barcelonesa de Sant Cugat, por el que pagaron 1,2 millones de euros. Ambos disponen también en Suiza de una cuenta bancaria con un saldo de casi un millón de euros, pero no pueden disponer de esa cantidad porque en su día fue embargada por el juez Castro.
El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma podrá iniciar a partir de hoy mismo el proceso de apremio para ejecutar el embargo de los bienes de Urdangarín y Torres, aunque ese procedimiento puede demorarse aún varias semanas. Lo habitual en estas circunstancias es que el juez requiera a ambos imputados para que designen qué bienes patrimoniales entregan como aval. Una vez comprobado su valor, tras la tasación efectuada por un perito judicial, esas propiedades inmobiliarias quedarán embargadas.