Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Posts Tagged ‘Venezuela hacia una dictadura comunista’

Declaran a Maduro responsable de la “grave ruptura del orden constitucional y democrático”

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 14 diciembre, 2016 at 11:32

El pleno del Parlamento de Venezuela aprobó una resolución por la que declaran la responsabilidad política de Nicolás Maduro.

 

parlamentovenezuela040216

El acuerdo al que ha llegado este martes la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela se justifica por la “grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de Derechos Humanos y la devastación de las bases económicas y sociales” por parte de Nicolás Maduro. Además, incluye tratar de impulsar acciones para que se haga efectiva esta responsabilidad, e intentar que la Fiscalía evalúe los hechos expuestos en el debate, para que considere someter al presidente a un antejuicio de mérito y determine así posibles hechos punibles.

Asimismo, denuncia que Maduro “ha gobernado desde el 14 de enero del 2016 merced a un estado de excepción declarado y prorrogado al margen de la Constitución sin la aprobación de la AN, el cual ha ido cercenando progresivamente atribuciones parlamentarias inderogables y ha vulnerado derechos fundamentales”. Se menciona también que el presidente ha ignorado la solicitud de comparecencia de sus ministros ante la Cámara y se ha “facultado a sí mismo” para aprobar contratos de interés público con Estados o entidades oficiales extranjeras. “Se ha acrecentado la persecución política de la cual el presidente de la república es corresponsable” y se suspendió la recogida del apoyo al referendo revocatorio presidencial que la oposición impulsaba desde marzo pasado, indica el texto.

Maduro es acusado de acudir “sistemáticamente” a la Sala Constitucional del Supremo “para impedir con criterios políticos la entrada en vigencia de leyes sancionadas por la AN que hubieran contribuido a solucionar los problemas del país”.

Aunque parte de la coalición opositora ha hablado de juicio político, en Venezuela no existe esta figura jurídica, por lo que se trataría de un proceso judicial ordinario. Antes de iniciarse el debate el pleno del Parlamento ha leído la carta escrita por el opositor y líder de Voluntad Popular, Leopoldo López.En la carta, el opositor proponía una “ruta de acción” con el objetivo de alcanzar el cambio político y poner fin a la crisis política, económica y social que vive el país.

Los diputados chavistas, en respuesta, han decidido abandonar el Parlamento para evidenciar que no reconocen la legitimidad de estas discusiones porque, según argumentan, la oposición pretende celebrar un “juicio político” que no está contemplado en la legislación venezolana. “La Asamblea Nacional no tiene facultades de control político con el presidente de la República”, ha explicado el oficialista Pedro Carreño, que ha definido la sesión parlamentaria como “un round de sombras” sin “carácter vinculante ni valor probatorio” e “inoficioso”.

 

Anuncios

El chavismo repartirá 20.000 vehículos entre militares para comprar su voto

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 2 abril, 2013 at 10:41

El Gobierno venezolano destina al plan dólares preferenciales, en un país que padece una fuerte devaluación

 

El chavismo repartirá 20.000 vehículos entre militares para comprar su voto

 

El Gobierno venezolano ha aprobado un plan destinado a la compra en el exterior de 20.000 vehículos, por un valor total de 400 millones de dólares, para ser luego entregados a bajo precio a miembros de las Fuerzas Armadas. La elaboración de una lista de aspirantes para obtener una de las unidades asegurará votos para el chavismo entre los militares en las elecciones del próximo 14 de abril. El plan, inspirado por asesores cubanos, también busca consolidar a Nicolás Maduro en el Ejército.

Cuando la mayor parte de los ciudadanos venezolanos sufren gravemente la devaluación aprobada por el Gobierno en febrero, el Ministerio de Defensa ha recibido autorización para acudir a la banca pública y lograr la tasa cambiaria previa a la devaluación (4,30 bolívares por dólar, en lugar de 6,30).

El plan fue elaborado a finales de enero, pero el ministro de Defensa, Diego Molero, volvió a plantear el asunto a Maduro ante el encarecimiento del 47% que suponía la devaluación y que obligaba a reducir el número de vehículos que se había puesto como objetivo. Ante las urgencias electorales, Maduro autorizó ese trato cambiario preferencial, que ni siquiera existe para la compra de medicinas destinadas a los hospitales.

20.000 dólares cada uno

Está previsto que la operación, en caso de que el chavismo gane de nuevo las elecciones, se realice a través del la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), que efectuaría la adquisición de divisas a través del Banco Central de Venezuela, por un monto de 393,9 millones de dólares. Esta cifra supone una media de 20.000 dólares por vehículo.

La compra de vehículos se inscribe en la Gran Misión Negro Primero, iniciativa lanzada para «dar respuesta a las necesidades sociales del pueblo militar», a semejanza de las «misiones» que el chavismo puso anteriormente en marcha para el reparto de viviendas, electrodomésticos y otro de tipo de servicios. Varias de ellas son operadas directamente por los cubanos, como la prestación sanitaria de médicos y enfermeras llegados de la isla.

En el caso de los militares, el programa también ha sido ideado en Cuba. Las mismas fuentes venezolanas que entregaron a ABC la documentación sobre la compra de los 20.000 vehículos aseguran que el ministro Molero ha estado en permanente contacto con el general cubano Alejandro Andollo Valdés. Desde que a comienzos de noviembre fue elevado a titular de Defensa, el almirante Molero ha promovido o avanzado diversos proyectos de colaboración con Cuba, como el contrato de construcción de una flota de patrulleros en la Empresa Nacional de Astilleros cubana. Por su parte, Andollo Valdés ya fue señalado en el pasado en algunos medios como persona clave en el «asesoramiento» que llevan a cabo miles de militares cubanos, presentes en muchos cuarteles venezolanos.

El objetivo de la Gran Misión Negro Primero (apodo dado al único oficial de color en las filas de Simón Bolívar), además de garantizar votos al PSUV gubernamental por la expectativa de beneficios, es ganar la adhesión del Ejército para Nicolás Maduro, restándole base de poder al actual presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, su rival en el chavismo. «Es un bozal de arepa», dijeron las citadas fuentes, utilizando un dicho venezolano que significa comprar el silencio.

Ese silencio es necesario ante la utilización que el chavismo va hacer de las Fuerzas Armadas en estas elecciones, según advirtió el lunes el diputado opositor Alfonso Marquina. El diputado develó la existencia de un plan para utilizar a funcionarios de la Milicia Bolivariana y la Guardia del Pueblo para facilitar la emisión del voto en favor de Maduro, en contra de la neutralidad que la Constitución expresamente fija para los militares.

Votar con «ayuda» militar

Así, está previsto que miembros uniformados se desplieguen con más de 1.500 motos, autobuses y automóviles del Comando Regional 5 por todo el país para participar en el transporte de votantes a los centros electorales. «Imagínese usted que de repente llega a su casa un contingente de uniformados para llevarlo a su centro de votación. ¿Qué le dice usted a eso? Se siente amedrentado ¿verdad?», dijo Marquina.

La utilización de infraestructura del Ejército por parte del equipo de campaña chavista ya fue denunciada en un detallado reportaje del diario venezolano «El Universal» pocos días después de las anteriores elecciones presidenciales, celebradas en octubre.

Decisión del Supremo en Venezuela: ¿simple ilegalidad o autogolpe?

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 10 enero, 2013 at 12:41

La decisión del Supremo acerca de la investidura de Chávez ha levantado muchas protestas y advertencias. ¿Ilegalidad o también autogolpe?

 

 

En medio de la satisfacción del chavismo por la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de considerar innecesario y aplazable el acto de investidura de Hugo Chávez, la oposición mantiene su protesta al considerar ilegal este paso: cree que los que estarán al frente del país, como Nicolás Maduro, no fueron elegidos en los comicios del pasado 7 de octubre.

Como en los últimos días, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, sigue calentando el ambiente y ahora anima a los chavistas a salir a las calles para apoyar la decisión del TSJ: “Si quieren ver un pueblo en la calle (la oposición), lo van a ver defendiendo la revolución. ¿Quieren provocar al pueblo? Provóquenlo, que lo van a encontrar como nunca se lo han imaginado ustedes”.

Como era de esperar, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)reaccionó poco después de la comparecencia de la presidenta del TSJ, Luisa Estella Morales. La diputada Vestalia Sampedro tachó de “prefabricada” la sentencia y señaló que la parte más grave es que no determina el tiempo que puede durar la ausencia del presidente y que apunta a este jueves como el inicio del nuevo periodo presidencial aunque no haya juramentación.

Para la oposición, Chávez ya no ejerce como presidente en la práctica y por eso critica que esté gobernando alguien que “no ha sido elegido por el voto popular”, en alusión al vicepresidente, Nicolás Maduro. “Nos hemos declarado en emergencia”, dijo la diputada opositora, quien ha anunciado que estudiarán posibles “acciones” para responder a las supuestas irregularidades que se están cometiendo. La MUD no descarta acudir a instancias internacionales “para defender la democracia”.

En la misma línea se ha pronunciado el secretario general nacional dePrimero JusticiaTomás Guanipa, que al igual que Sampedro ha sugerido el posible traslado de la polémica a organismos internacionales con el objetivo de que se “restituya la Constitución” y prevalezca la “racionalidad política”.

Sin embargo, algunos organismos prefieren no meterse en este asunto. Es lo que parece es el caso de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Su secretario general, José Miguel Insulza, dijo este miércoles en una radio chilena que prefiere no pronunciarse por el momento sobre la decisión, aunque señaló que hay factores políticos en esa polémica: “Yo creo que es mejor que las resuelvan los venezolanos el día de mañana, antes de pronunciarse sobre ellas”.

¿La sentencia es un autogolpe?

Tras la comunicación de Maduro acerca de la ausencia de Chávez este jueves y la decisión del TSJ, algunas voces comienzan ya a mencionar la palabra “autogolpe” para calificar lo que ocurre en Venezuela.

Uno de los que ha apuntado esta posibilidad es Óscar Arnal, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Central de Venezuela. En declaraciones a Globovisión, Arnal opina que la sentencia del TSJ se“podría calificar como un autogolpe de estado” y que la decisión de “continuidad administrativa no es posible”, lo que “denota a nivel internacional que en Venezuela no hay ningún tipo de independencia o división de los poderes”. Cree además que “hay un vacío en la Constitución pero tiene que ser llenado de alguna forma, la tradición jurídica indicaba que quien se encargaba de la presidencia en estos casos era el presidente del Senado y en estos casos el presidente de la Asamblea”.

Pero no es el único que apunta a eso. Comentaristas de Brasil, país que ha seguido muy de cerca todo este proceso, también han mencionado que lo que ha ocurrido en Venezuela podría ser calificado de “autogolpe”. Merval Pereira, señaló en radio CBN y el canal GloboNews –en declaraciones publicadas también por el diario ecuatoriano El Comercio, que ahí “interpretan la constitución de la forma que le sea más conveniente al gobierno, está armándose un autogolpe que le dará el gobierno a Chávez, que todo indica está en una situación terminal”.

Por su parte, Clovis Rossi, columnista del diario Folha de Sao Paulo, dice en su artículo “Chávez, el rey fantasma” que “el chavismo está haciendo del presidente enfermo un monarca cuyo mandato solo termina con su muerte”. Además, en un tono similar a Pereira, opinó que “la Constitución se adapta a las necesidades de turno de los herederos del caudillo”. Por eso, agregó que “creer que el juramento es mero formalismo no es más que un truco barato” por lo que lo que ocurre en Venezuela “se asemeja a una ópera bufa, digna de una república bananera, algo que Venezuela no es, pese a que sectores de la oposición opinen lo contrario”.