Más de1 millón de lectores. En español, en todo el mundo.

Posts Tagged ‘Jens Stoltenberg’

La policía eleva a 91 los muertos por el doble atentado en Noruega

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 23 julio, 2011 at 9:35

Al menos 84 fallecidos en un tiroteo en un campamento del partido laborista gobernante horas después de que un coche bomba causase otros siete muertos en Oslo.- Un noruego vinculado a la ultraderecha ha sido arrestado y se le acusa de ambos ataques

El doble atentado de ayer en Oslo, capital de Noruega, ha tomado esta madrugada la dimensión de “tragedia nacional”, en palabras del primer ministro, Jens Stoltenberg, que ha comparecido en rueda de prensa a primera hora de la mañana. La policía ha confirmado que el tiroteo de la isla de Utoya ha causado la muerte de al menos 84 personas, la mayoría de ellas jóvenes miembros del partido laborista que participaban en un encuentro al que tenía previsto acudir el primer ministro.

El tiroteo se produjo poco después de que un potente coche bomba estallara en el centro de Oslo, junto a la sede del Gobierno, y causara otros siete muertos. Tras la matanza de la isla, la policía detuvo a un hombre, un noruego de 32 años identificado como Anders Behring Breivik, al que la policía vincula con la extrema derecha. Es el único detenido, pero el Gobierno no descarta ninguna hipótesis, ni aclara si el detenido actuó por su cuenta o en colaboración con más personas.

Aunque el primer ministro laborista Stoltenberg permaneció oculto durante unas horas tras el atentado en Oslo, esta mañana ha comparecido junto al ministro de Justicia, Knut Storberget, para responder a los periodistas y expresar sus condolencias a las víctimas y sus familias y ofrecer detalles del suceso. Antes de responder, ha calificado de “tragedia nacional” el doble atentado, “la mayor tragedia acaecida en Noruega desde la Segunda Guerra Mundial”. En particular, lo ocurrido en la isla de Utoya, donde tenía previsto hablar ante los jóvenes de su partido DNA acribillados por el pistolero. “El paraíso de mi juventud convertido en un infierno”, ha dicho Stoltenberg, que ha querido agradecer a cuantos están colaborando para esclarecer los hechos y ayudar a las víctimas. “Serán recordados siempre”, ha dicho.

El primer ministro, flanqueado por su ministro de Justicia, que ha descartado que haya “razones para elevar el nivel de alerta” pese a lo ocurrido, ha confirmado que hay un detenido por el doble atentado, pero no ha podido aclarar si, con lo que se sabe hasta el momento, se puede afirmar si actuó solo o fueron varias las personas que perpetraron la matanza en Oslo y la isla de Utoya. En cualquier caso, la policía ha informado que al detenido se le acusa tanto de la colocación del coche bomba como del tiroteo en la isla. Aunque se vincula al detenido con la extrema derecha, Stoltenberg no cree que el país tenga “un gran problema con los extremistas de derechas comparado con otros países”. “Hay grupos y los seguimos”, ha saldado.

Del detenido no se han dado demasiados detalles. Hasta el momento solo se le ha identificado como Anders Behring Breivik, un hombre de 32 años al que se vincula a la extrema derecha. La policía, que está registrando su piso, lo ha descrito esta mañana como un “fundamentalista cristiano” cuyas opiniones políticas se inclinan a la “derecha”, sin más precisiones. Tiene un perfil en Facebook que ha sido bloqueado. En Twitter, existe una cuenta con su nombre, con un unico mensaje: “One person with a belief is equal to the force of 100 000 who have only interests” (“Una persona con una creencia iguala la fuerza de 100.000 que solo tengan intereses”). El perfil cuenta con varios centenares de seguidores -aumentan a cada minuto- pero no es seguidor de nadie. Está datado en Oslo.

El doble atentado sacudió ayer la tranquila sociedad noruega. Primero, sobre las tres y media de la tarde (hora peninsular española), un potente coche bomba sacudía el centro de Oslo. Había sido colocado junto a varios edificios gubernamentales (mapa), entre ellos las oficinas del primer ministro, el laborista Jens Stoltenberg, quien no estaba allí. Las oficinas de Stoltenberg, así como los Ministerios de Petróleo y Hacienda, y la sede del tabloide Verdens Gang (VG) quedaron seriamente dañados por el atentado.

Stoltenberg tenía previsto, horas más tarde, hablar ante los jóvenes del partido laborista que acampaban en la isla de Utoya a donde, tras la explosión, se dirigió al parecer el detenido, vestido de policía, para abrir fuego de forma indiscriminada contra las juventudes laboristas. Se trata, por tanto, de un doble atentado contra el Gobierno o, al menos, contra el partido laborista que lo encabeza. La tragedia de la isla tardó en mostrarse en su magnitud. Durante toda la tarde, se hablaba de una decena de fallecidos, hasta que, ya de madrugada, la policía elevaba el trágico balance hasta más de 80 muertos. Según testimonios recogidos por la televisión local NRK, se trató de “una ejecución en toda regla”. Además, el coche del detenido, hallado en la isla, tenía en su interior más material explosivo.

La seguridad ciudadana se suele dar por descontada en Noruega, por lo que es probable que las medidas policiales en la isla fueran muy escasas. La pequeña superficie de Utoya facilitó, además, que un pistolero con armas automáticas pudiera cometer en ella una masacre. Según algunos testimonios, el detenido portaba pistolas y rifles.

Tendré miedo de por vida

Ya por la noche, algunos testigos contaban a la televisión pública NRK y a otros medios locales que el número de muertos en la isla de Utoya podía ser mucho mayor del facilitado en un primer momento. Algunos de los participantes en el campamento trataban por la tarde de escapar de la isla por barco o incluso a nado. Dado que el presunto terrorista iba vestido de policía, los asistentes al campamento huían de los policías auténticos, que se afanaban en recuperar la confianza de los muchachos. Según la prensa local, este tipo de actos congrega a jóvenes de entre 15 y 25 años, aunque suelen asistir también políticos en activo o retirados. Por la noche, las fuerzas de seguridad seguían buscando más artefactos explosivos.

“Vi que disparaban a la gente. Intenté sentarme lo antes posible. Me escondí detrás de algunas piedras. Le vi una vez, solo a unos 20 o 30 metros de mi. Pensé, ‘tendré miedo de por vida’ y en toda la gente que quiero”, relataba Jorgen Benone, uno de los supervivientes, a la agencia Reuters. “Vi gente saltando en el agua, sobre unas cincuenta personas nadando lejos de la costa. La gente estaba llorando, temblando, estaban aterrorizados”, cuenta Anita Lien, que vive a pocos metros de la isla, a la misma agencia. Muchos saltaron al interior de los pocos edificios de la isla mientras oían los disparos, se escondieron entre los árboles o no vieron más alternativa que lanzarse al agua. Botes salvavidas y helicópteros han rastreado las aguas en busca de supervivientes.

Amago islamista

Según el diario estadounidense The New York Times, un grupo islamista llamado Ansar al-Yihad al-Alami (Colaboradores de la Yihad Mundial) se atribuyó los atentados. La televisión noruega señaló poco después que ese mismo grupo había negado toda responsabilidad en el atentado. El Ejecutivo noruego se mostró muy cauteloso en cuanto a la autoría del atentado.

El primer ministro, que no ha hablado de atentado hasta una segunda aparición televisiva horas después, ha calificado la situación de “muy grave” y ha convocado a los ministros de Defensa y de Exteriores para reunirse en un Comité de Emergencia. También aseguró ayer que su país responderá con más democracia a ataques violentos y que el Gobierno británico ha ofrecido compartir sus servicios de inteligencia con Noruega. La ciudad donde cada año se entregan los premios Nobel de la paz no había sido escenario de escenas tan violentas desde el final de la II Guerra Mundial. Los analistas y observadores internacionales destacan que las medidas de seguridad en el país escandinavo son por lo común bastante más laxas que en el resto de Europa.

Anuncios

El primer ministro noruego: ‘No dejemos que nos asusten’

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 22 julio, 2011 at 19:37

“Es importante que no dejemos que nos asusten. Porque el propósito de esta clase de violencia es crear miedo”. Así se ha manifestado el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, tras el doble atentado que ha sacudido este viernes el país.

Stoltenberg confirmó ante los medios estatales que se encontraba ileso tras el atentado terrorista que se produjo ante su oficina en el centro de Oslo. Poco después, un hombre abrió fuego en un campamento de las juventudes del Partido Laborista donde el dirigente debía dar una conferencia. La Policía ha confirmado que está bien, sin identificar dónde.

El primer ministro Stoltenberg tildó de “grave” la situación en las instalaciones de la organización socialdemócrata juvenial AUF en la isla de Utøya, con 700 personas. “Incluso cuando se está preparado, resulta dramático cuando estos acontecimientos tienen lugar”, dijo el jefe del Gobierno durante una entrevista telefónica emitida por la cadena TV2 Nyhetskanalen.

“Compañeros han perdido hoy sus vidas… Es espantoso. Esta no es la forma en la que queremos las cosas en nuestro país”, dijo a la televisión estatal NRK.

Apoyo de los líderes de la UE y la OTAN

Desde Bruselas el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, ha condenado el ataque y expresado su solidaridad con el primer ministro noruego.

“Condeno en los términos más fuertes los actos brutales por los cuales no hay justificación alguna”, ha declarado Van Rompuy mediante un comunicado en el que se describió “muy impactado” por los atentados.

El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, también ha expresado su condena. “Noruega ha trabajado por la paz en las regiones más inestables del plantea. La última cosa que merece por sus esfuerzos es sufrir un atentado terrorista en sus tierras”.

Desde Washington, Heide Bronke Fulton, portavoz del Departamento de Estado, también se sumó a los líderes europeos en condenar los atentados. “Nuestros corazones están con las víctimas de estos viles atentados, y estamos en contacto con el Gobierno noruego para comunicar las condolencias de Estados Unidos”.

El portavoz del Departamento de Estado también ha declarado que Estados Unidos ha ofrecido ayuda a las autoridades noruegas, aunque las mismas todavía no han precisado demandas específicas. El presidente estadounidense, Barack Obama, está siguiendo de cerca la situación en Oslo, según informa uno de sus portavoces, Tommy Vietor. “El presidente está al tanto y ha recibido información sobre el atentado directamente de John Brennan, su asesor de antiterrorismo”.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, también condenó enérgicamente el “atroz” atentado en Oslo y transmitió sus condolencias al Gobierno noruego, a los noruegos y a las familias de las víctimas. “Me gustaría transmitir mis sinceras condolencias al Gobierno de Noruega, a los noruegos y a las familias y los seres queridos de todos aquellos que han sufrido estos crueles y cobardes actos”, agregó.

Condolencias de los jefes de Estado y Gobierno

En Madrid el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha enviado un telegrama de condolencia al primer ministro por el atentado terrorista ocurrido este viernes Oslo.

En el texto, el líder del Ejecutivo español se muestra “profundamente conmocionado por las explosiones que acaban de tener lugar en Oslo y a la espera de conocer más detalles, quiero transmitirte mi solidaridad, la del Gobierno español y la de toda la sociedad española, que con demasiada frecuencia ha vivido situaciones similares en carne propia“.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, calificó el ataque de un “acto odioso e inaceptable” y dijo que extendía “la profunda simpatía del pueblo francés a la totalidad del pueblo noruego”.

El ministro británico de Exteriores, William Hague, también condenó los “terribles” ataques, que calificó de “atrocidades”.

“Condenamos todos los actos de terrorismo y apoyaremos a Noruega para hacer frente a tales atrocidades”, señaló Hague en su página en Twitter.

Matanza en la isla de Utoya

In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 22 julio, 2011 at 19:33

Entre 20 y 25 personas han muerto en un campamento de las juventudes socialdemócratas noruegas por los disparos de un hombre disfrazado de policía

Entre 20 y 25 personas han muerto en la isla de Utoya, cercana a Oslo, después de que un hombre disfrazado de policía abriera fuego en un campamento de las juventudes laboristas noruegas, según ha contado un testigo presencial a la televisión pública NRK. El testigo citado, Andre Scheie, asegura que ha visto cadáveres tirados en una de las orillas de la isla. «Hay muchos cuerpos en la orilla y en el agua, unos 20 o 25», ha indicado. El tiroteo ha ocurrido poco después del atentado con bomba que causó la muerte de al menos siete personas en la capital.

 

Una persona ha sido detenida tras el suceso, según ha informado la televisión estatal NRK. La Policía sospecha que ambos sucesos están relacionados.

En este campamento, que pertenece a las juventudes del partido laborista noruego (AUF), intervino esta mañana Gro Harlem Brundtland, ex primera ministra socialdemócrata de Noruega. Además, estaba previsto que el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, pronunciara mañana un discurso en este enclave.

Según la edición digital del periódico local “Aftenposten”, las fuerzas de seguridad han enviado varios efectivos y un helicóptero al lugar de los hechos. La policía fue alertada por varios padres de los niños que se encuentran en ese campamento, que habían sido a su vez informados de los hechos por sus hijos.